2012 – AÑO DE LA ENERGIA SOSTENIBLE

El planeta se merece un respiro y por eso la ONU ha elegido el 2012 para celebrar el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos. Que un niño pueda tener luz en su poblado para estudiar o que puedan disponer de sistemas médicos modernos depende de su acceso a recursos energéticos limpios para ayudar a su vez a frenar el cambio climático. Los paneles solares en algunos poblados de Mali han sustituido al carbón y al petróleo y en las montañas Pamir de Tayikistán se ha frenado la sobreexplotación de recursos naturales que servían para la combustión de sus calderas para alimentarse y como calefacción dándoles alternativas. Pero la clave para que esto sea posible se encuentra en la cooperación y en la aportación de tecnología y recursos financieros. ¿Pero qué países invierten más en energías renovables? ¿Cuál es la posición de España respecto a invertir en energías limpias?

.

Territorios del norte, Australia.

FOTO  ©  Sara Janini, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

Por María Álvaro Navarro para GEA PHOTOWORDS

.

La energía solar en Mali o la alternativa de utilizar energías sostenibles en las montañas Pamir en Tayikistán serán dos puntos en el planeta donde nos detendremos para mostrar de forma gráfica qué significado tiene el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos.
El 2012 ha sido elegido por la ONU para celebrar el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos. Considerando la energía como un recurso necesario e indispensable para el desarrollo se pretende generalizar su acceso mundial. Según la ONU más de 1.400 millones de personas en el mundo no disponen de electricidad y  cerca de dos millones mueren por contar con sistemas de energía obsoletos para cocinar o calentarse dependientes de la biomasa tradicional o el carbón que afectan negativamente a la salud. Estas formas de energía suponen un grave peligro tanto para las personas como para el medio ambiente. Aspectos como la economía, la salud, el medio ambiente, la educación o un punto importante como el cambio climático dependen de que estos países puedan acceder a fuentes de energía sostenibles.

.
Viajamos a Mali, país africano donde la energía solar ha supuesto para muchos municipios un avance importante tanto de carácter social, económico como medioambiental. En este país el acceso a la electricidad es muy reducido, tanto que menos de un 1% de los municipios rurales disponen de ella según destaca el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Estos datos pueden cambiar en poco tiempo ya que en muchos municipios se están instalando paneles solares como una alternativa sostenible y eficaz que ha empezado a sustituir al carbón vegetal y al petróleo. Uno de estos municipios es  Sirakorola, situado a unos 120 kilómetros de  Bamako, la capital del país. Los efectos positivos se pueden observar por ejemplo en la producción de las cosechas ya que la forma de riego se lleva a cabo con una bomba solar lo que permite una mayor rentabilidad de los huertos. Más de 30.000 personas vecinas de las aldeas que componen el municipio se benefician de la energía del sol para poder desarrollar sus actividades diarias gracias al Proyecto de Promoción de Nuevas Energías Renovables para el Avance de la Mujer (PENRAF), iniciado por el Gobierno de Malí en 2003 con el apoyo financiero de la ONU y su programa de desarrollo. Este proyecto también tiene como punto clave la formación ya que los mismos habitantes de las aldeas son los que construyen cocinas, calentadores y otros artilugios que funcionan con energía solar. También los jóvenes de la aldea han aprendido a solucionar las posibles averías de los paneles solares por lo que ya no tienen que desplazarse a la capital para buscar un técnico. En el ámbito sanitario la energía del sol también ha mejorado notablemente su calidad de vida ya que les ha permitido disponer de luz en las consultas y partos.
La ONU quiere con la celebración de este Año Internacional mejorar por una parte la calidad de vida en  los países menos desarrollados ofreciéndoles el acceso a la energía, y por otra que esta sea sostenible ayudando al medio ambiente.

.
Viajamos ahora a un lugar remoto en las montañas Pamir de Tayikistán donde el proyecto “Pamir Alive” con la ayuda de la ONU ha permitido a sus habitantes poder obtener energía de fuentes sostenibles. Alternativas que  tienen como objetivo frenar la sobreexplotación de un pequeño arbusto montañoso que los habitantes de estas aldeas utilizan para la combustión de sus calderas para cocinar y como calefacción debido al alto coste del combustible importado. Este pequeño arbusto evita la degradación de los pastizales que hay en esa área del país por lo que si se destruyen la zona sufriría una grave desertificación y afectaría negativamente a la alimentación del ganado. La escasez de energía en la zona y la pobreza ha provocado su sobreexplotación por lo que se ha propuesto a los habitantes de las aldeas soluciones a largo plazo entre las que estarían las investigaciones para encontrar cosechas alternativas de piensos y la gestión sostenible de pastizales y fuentes de energía renovables. En cuanto a esto último se han instalado sistemas de tuberías que permiten aprovechar el calor proveniente de un manantial cercano a la aldea donde el agua alcanza temperaturas de hasta 90 grados. Con este sistema de calefacción geotermal pueden mantener sus invernaderos a temperaturas óptimas para cultivar alimentos además de tener calefacción en los duros inviernos en los que los termómetros pueden caer hasta los treinta grados bajo cero. Con estas fuentes alternativas de energía se está ayudando a recuperar la sostenibilidad de sus tierras.

.
La imposibilidad de acceder a una energía sostenible y no contaminante es un gran obstáculo para el desarrollo social y económico de muchos países y sobretodo como destaca la ONU constituye un gran impedimento para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio marcados para 2015. Se trata de ocho objetivos básicos entre los que se encuentran erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, promover la igualdad de género, combatir el SIDA y otras enfermedades y fomentar una asociación mundial para el desarrollo. El acceso a unos servicios energéticos modernos y a la vez asequibles en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo es en lo que se está trabajando en este Año Internacional para poder  reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de la población mundial. Esto ya ha ocurrido en Mali con la energía solar o en las montañas Pamir con alternativas a la sobreexplotación de recursos naturales.

.
Y para que los países en desarrollo puedan acceder a fuentes de energía menos contaminantes y de una manera sostenible el punto clave se encuentra en la cooperación y en la aportación de tecnología y recursos financieros. Los datos son en parte esperanzadores ya que según la consultora Bloomerg New Energy Finance durante el 2011 las inversiones en energías renovables como la solar, eólica o biomasa superaron a las del petróleo, carbón y otras energías no renovables. En este sentido el papel de China es importante ya que en el 2010 empezó a liderar las inversiones en energías más limpias, América Central y del Sur las aumentaron en un 39% y África en un 104%.  Mientras por su parte varios países europeos respaldándose en la situación de crisis actual decidieron recortar las ayudas e inversiones en energías renovables y EEUU que lideraba el ranking invirtió la mitad.

.
¿Y cuál es la situación de España respecto a estas inversiones? La verdad no muy alentadora, ya que España ha frenado en los últimos años la inversión en muchos campos de investigación y también los recortes presupuestarios han afectado a las energías limpias. La crisis económica ha hecho que las inversiones en este campo cayeran. El Plan de Energías Renovables (PER) en 2011 disminuye la ambición del objetivo de las energías renovables para 2020 pasando del 22,7% al 20,8%. Esto ha significado por ejemplo que se ha reducido en un 35% las subvenciones a los generadores de energía eólica, medida que entrará en vigor en 2013 y se ha decidido aumentar la vida útil de las centrales nucleares. Aunque entre 2005 y 2009, antes de estallar la burbuja inmobiliaria y adentrarnos en una crisis financiera, España tenía una de las tasas de mayor crecimiento en cuanto a las plantas que generan energía eólica y solar del mundo. Gracias a las inversiones en estos periodos la Asociación de Productores de Energías Renovables de España destaca que se logró reducir en 84 millones de toneladas métricas las emisiones de CO2. Actualmente en energía solar fotovoltaica la inversión ha disminuido sustancialmente y ya en 2009 cayó en casi la mitad respecto al año anterior.

.
Este año centrado en las energías sostenibles para todos, supone un gran empujón para que las energías limpias se conviertan en la fuente de energía para un futuro sostenible y como dijo Kofi Annan, ex Secretario General de las Naciones Unidas y Premio Nobel de la Paz en 2001: “Salvaguardar el medio ambiente es un principio rector de todo nuestro trabajo en el apoyo del desarrollo sostenible; es un componente esencial en la erradicación de la pobreza y uno de los cimientos de la paz.”
.

María Álvaro Navarro es licenciada en Comunicación Audiovisual y actualmente estudia periodismo en la URJC de Madrid. Ha trabajado en el programa Medi Ambient de la televisión autonómica valenciana y ha colaborado realizando reportajes con diferentes asociaciones medioambientales.

.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.