A VIDA O MUERTE POR EL ESTRECHO

Desafían al oleaje y al temporal, incluso al general invierno. Pero el pasado mes de agosto ha aumentado la cifra de llegadas de migrantes en pateras mínimas y frágiles que cruzan el Estrecho de Gibraltar arriesgando la vida. Los conflictos de sus países de origen, la desesperación y el hambre les impulsan a llegar con lo puesto a una Europa que después, en la mayoría de los casos, les vomitará también. 

 

Rescate de inmigrantes por el Salvamar Alkaid de Salvamento Marítimo.

FOTO  ©   Israel Díaz Aragón 

.

A vida o muerte por el Estrecho 
Por Cristina Martínez Sacristán para GEA PHOTOWORDS

 

Sólo en agosto llegaron casi 400 inmigrantes a la costa de Tarifa en frágiles lanchas neumáticas. Este año ya superan el millar las personas que han arribado en pateras a costas gaditanas. En 2012, Cruz Roja de Tarifa atendió a más de mil. El estado de la mar y el clima del verano propician que migrantes desesperados, y en buena parte engañados, se aventuren a cruzar el Estrecho de Gibraltar en embarcaciones de broma, prácticamente con lo puesto, incluso sin agua –para que no ocupe espacio ni pese- y a veces una Biblia, para encomendarse al cielo…

Carlos Arce, coordinador del área de inmigración de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), ratifica lo comentado en los medios con el cambio de mes y la intuición de esta redactora: “El mar, en agosto, no es que sea un plato, aunque es menos peligroso que en invierno. Pero sí, al aumentar la represión en Marruecos muchos buscan las salidas más urgentes”. Así, tras las imágenes aparecidas en las últimas semanas en los medios de comunicación y las denuncias judiciales sobre la situación de las personas migrantes y solicitantes de asilo en territorio marroquí y en las fronteras de Ceuta y Melilla, “en las que aparecen implicadas tanto los cuerpos policiales marroquíes como españoles y que incluyen la muerte de varias personas, Andalucía Acoge, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Federación de SOS Racismo, CEAR, Asociación Elín y ACSUR Las Segovias, como miembros de Migreurop en el Estado español, solicitamos al Gobierno español, al Parlamento español y a la Unión Europea que investiguen estas denuncias en tanto suponen graves vulneraciones de derechos fundamentales”, informa la APDHA. Migreurop añade que “No se puede tolerar que estas políticas impliquen, implícita o explícitamente, violaciones de derechos humanos como mecanismo de control del acceso a la UE”.

Rafael Lara, miembro del Área de Inmigración de la APDHA, razona por qué cientos de personas se lanzaron en agosto a cruzar el Estrecho. “En la noche del pasado 23 de julio se produjeron dos asaltos simultáneos de varios centenares de inmigrantes subsaharianos en la valla de Melilla. 120 de ellos lograron pasar y 20 tuvieron que ser atendidos por lesiones de diversa consideración en el hospital. Corría el rumor de que, tras la visita del rey, las conversaciones mantenidas, el gobierno de Marruecos iba a comenzar una política de mano dura hacia los subsaharianos en su territorio”. El escándalo del pederasta amnistiado habría eclipsado esta toma de decisiones, observa Lara. Cientos de inmigrantes tratando de saltar la valla de Melilla, subsaharianos asesinados incluso por ocupar la plaza de un autobús marroquí… Las organizaciones pro-Derechos Humanos denuncian con frecuencia las violaciones sistemáticas de DD.HH. por parte del país norteafricano.

.

 Inmigrantes detenidos por la Guardia Civil a escasos metros de la playa de Melilla y expulsados de forma sumaria a Marruecos según informa PRODEIN.

FOTO  ©   José Palazón

.

En esta línea, la APDHA acaba de lanzar la campaña ‘Nº9 – Basta de Violencia en las Fronteras’, iniciada por cuatro asociaciones marroquíes (ALECMA-Asociación Luz de la Inmigración Clandestina en el Magreb, GADEM-Grupo Antirracista de Acompañamiento y Defensa de los Extranjeros y Migrantes, FMAS-Foro de Alternativas Marruecos y AMDH-Asociación Marroquí de Derechos Humanos), “con el objetivo de denunciar la violación de los derechos humanos en el norte de Marruecos y exigir el fin de la represión sistemática que sufren los migrantes por parte de las autoridades marroquíes y españolas”.

 

Especulación indigna

 

Los conflictos en los países de origen de estas personas y la actual crisis económica global son otro acicate para que se lancen, desesperadamente, a jugarse la vida por el Estrecho. Así lo verifica Carlos Arce: “buscan la vía más directa posible de entrar en Europa”, lo cual, sumado al aumento de controles en Marruecos y en Andalucía, lleva a mafiosos organizados o pasadores a baja escala a cobrar más a quienes aseguran la ‘tierra prometida’. Hasta 600 euros, alegando el riesgo.

La APDHA viene denunciando las violaciones constantes de DD.HH. en territorio marroquí hacia dichas víctimas. La Asociación habla de “una política de represión a los flujos migratorios, de la que tiene cumplida información el Estado español, con informes de Naciones Unidas, la CE, Amnistía Internacional…”. Ante este indigno despropósito, desde la APDHA insta al Gobierno español y a la Unión Europea a cambiar las leyes que regulan las migraciones, “ya que son estas las que, en última instancia, están provocando el sufrimiento y la muerte de miles de personas que sólo pretenden alcanzar una vida mejor”.

Y reivindican “el derecho a la libre circulación de todas las personas”, pues “la ley de Extranjería española y europea hacen inviable que una persona por vías regulares entre a España, con una vulneración de su integridad física, y luego tiene que hacer peripecias para poder estar tres años”, señala Arce.

Al mismo tiempo, desde la APDHA muestran su “preocupación ante la criminalización de la población migrante que llega a nuestras costas”, y de forma muy marcada, “la invisibilización y normalización de las muertes durante el trayecto por el desierto, el mar o las zonas fronterizas”. A diferencia de las cifras oficiales, que sitúan en 10 las muertes en el Estrecho, la APDHA habla de casi 250 fallecidos o desaparecidos el pasado año, intentando cruzar a Europa. Esta asociación registró en 2012 la entrada de 7.000 migrantes, mientras que un 20-30% logró burlar los sistemas de vigilancia y entrar.

.

Inmigrante a bordo del Salvamar Alkaid de Salvamento Marítimo.

FOTO  ©   Israel Díaz Aragón 

.

Hipotermia, muerte, pobreza

 

El verano sí ha movido a cientos de subsaharianos a arriesgar su vida por el Estrecho, pero aunque los medios de comunicación no lo narran constantemente, el drama es un goteo que no cesa. Atrás quedaron destinos como Canarias, pues ahora el flujo se concentra en Cádiz. En el puesto de Cruz Roja de Tarifa asisten a inmigrantes prácticamente a diario, y a veces a cuatro embarcaciones diferentes. Incluso han visto en alguna ocasión a alguien a quien ya atendieron anteriormente. Esas personas fueron identificadas por la policía y deportadas a su país. A la vuelta a su ‘casa’, la situación les resultaba tan irresistible que emprendieron nuevamente la aventura, en busca de su salvación…

Israel Díaz Aragón es patrón del Salvamar Alkaid, de Salvamento Marítimo, en esa localidad al Sur del mapa. Además, forma parte de Cruz Roja. De modo que es uno de los testigos más claros del horror que se vive todo el año en el Estrecho. A él le sigue estremeciendo hablar de ello, aunque es consciente de que comunicarlo puede mejorar la situación. Actualmente, distingue, los migrantes se embarcan en pequeñas lanchas neumáticas con lo puesto y poco más, para no pesar mucho y no restar un hueco para otro pasajero. En contra de lo previsible, estas personas no portan bidones de agua, precisamente por esa economía de espacio. Lo que sí llevan consigo es un teléfono móvil, pues en estos días acostumbran a llamar al puesto de Tarifa desde costas marroquíes, comentando que ya están en el área española, con el fin de ser rescatados. Los barcos de Salvamento Marítimo se adentran por aguas del Estrecho hasta que dan con estas mínimas embarcaciones, izan a sus pasajeros, les dan mantas, agua, les hacen entrar en calor… “Siempre tienen hipotermia, y en algunos casos no se les puede reanimar. Entonces son transportados al hospital al llegar a tierra”, relata Israel, quien ya se ha encontrado con individuos que fallecen o mujeres que dan a luz en tránsito.

Y es que los riesgos no tienen límites en el paso de África a Cádiz: mujeres embarazadas, bebés, niños… Cruzan los 14 kilómetros silenciosamente, a remo, intentando pasar desapercibidos a las cámaras térmicas de una y otra costa, buscando que les confundan con alguno de los cetáceos que por allí transitan… Los barcos de salvamento se los encuentran con las barcas “medio hundidas”, cuando no “se los come la mar”, apunta Carlos Arce. “Estas lanchitas son como tirarse en una tabla de windsurf, o peor”, valora Miguel, de Cruz Roja, quien distingue que hoy cruzan “entre seis y diez personas, en neumáticas pequeñas”, a diferencia de hace años, cuando usaban pateras para 30-40 personas, debido a los mayores controles desde tierra. Una vez en Tarifa, Cruz Roja les reanima y alimenta, pero será después, cuando pasan a manos de la policía, cuando empiezan los papeleos y los problemas. Los hay que optan por hacer una bola con su identificación y buscarse la vida por Europa. Hay a quienes les sale bien… o no mueren, sin más.

En Cruz Roja son discretos ante este panorama, pero sí conscientes de su lema: “Informar salva vidas”. Por tanto, Miguel nos cuenta cómo resulta fascinante que en estas “lanchitas de juguete” sobrevivan tantas personas, y no vuelquen más. Hay que tener en cuenta que muchas pateras cruzan el Estrecho cuando las condiciones meteorológicas impiden incluso que zarpen los barcos. Dicen que la fe mueve montañas, y se ve que la desesperación también.

.

Cristina Martínez Sacristán nació en Bilbao y es periodista. Vinculada desde los 90 al periódico Deia, ha trabajado en radio, en una productora audiovisual y para editoriales, en inglés y en castellano. Actualmente colabora con revistas especializadas, con radios y webs viajeras, culturales y de DD.HH. Estuvo con los primeros ‘indignados’ en Wall Street, realizó una investigación sobre La Maleta Mexicana y ha hecho baterías de reportajes de diferentes países y destinos. En este enlace encontrarás su nuevo blog.
.

, , , , , , ,

One Response to “A VIDA O MUERTE POR EL ESTRECHO”

  1. Israel Díaz
    11 septiembre, 2013 at 14:31 #

    Espectacular artículo querida amiga! Me ha encantado el enfoque que le has dado y aportando todas las fuentes involucradas en el asunto. FELICITACIONES.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.