ENTREVISTA ONGEA – ANNA FERRER

Después de casi medio siglo trabajando en India, su energía no ha disminuido ni un ápice. Mirada serena y al mismo tiempo discurso claro y enérgico. Ella ha sido testigo de excepción del cambio que se ha producido en la comunidad rural de Anantapur y de cómo la erradicación de la pobreza es posible. Aunque no olvida el trabajo que queda por hacer, ya que 400 millones de personas en India todavía viven sin justicia, dignidad y en un contexto de pobreza extrema. Hablamos con Anna Ferrer, uno de los pilares principales de la Fundación Vicente Ferrer y la mujer que compartió con Vicente el compromiso de lucha por la defensa de los más desfavorecidos en India. Un país en el que los últimos de los últimos, como se denomina a los dalits, tenían que borrar sus huellas al andar hace no tantos años.

 

Anna Ferrer 2417 BN

Anna Ferrer.

FOTO  ©  Ángel López Soto, miembro de GEA PHOTOWORDS

 

ENTREVISTA onGEA  -  Anna Ferrer, Presidenta de la Fundación Vicente Ferrer

Por María Álvaro Navarro para GEA PHOTOWORDS

 

`Por nacer niña en India casi tienes que pedir perdón´

 

“Nacer mujer, vivir en una zona rural de la India y además ser dalit supone que tu vida va a ser muy dura. Vas a tener que luchar por todo, por tu educación, por tu salud, por tu alimentación y por la igualdad”, así responde Anna Ferrer cuando le preguntamos por la situación de las mujeres con las que trabaja la Fundación Vicente Ferrer (FVF) desde hace décadas, en las comunidades más desfavorecidas de Andhra Pradesh. Desde que se creara la FVF en 1969 su lucha ha sido inquebrantable para reivindicar los derechos de los dalit, los intocables, que ni siquiera se encuentran dentro del sistema de las cuatro castas que marcan las creencias hindúes. Pero uno de los buques insignia de Anna Ferrer ha sido la lucha por los derechos de las mujeres intocables, y en concreto, por erradicar el matrimonio infantil. Este trunca la vida de las niñas, al ser obligadas a abandonar su educación y a enfrentarse a una vida de esposas con un cuerpo que no está preparado para el embarazo ni una mente con la suficiente madurez.

India concentra el 40% de los matrimonios infantiles de todo el mundo y se estima que hay alrededor de 23 millones de niñas casadas en el subcontinente indio. La crueldad de la pobreza extrema provoca que muchas familias concierten el matrimonio de sus hijas cuando estas aún no han cumplido la mayoría de edad. “Las chicas siempre son objeto de un negocio entre adultos” señala Anna, que rescata de su memoria muchas historias de niñas que han sido vendidas en matrimonio para trabajar como servicio doméstico en casas de personas de castas superiores. “Esto es lo peor que se les puede hacer a estas niñas y adolescentes, porque muchas de ellas sufren desde abusos físicos a abusos sexuales”, dice.

La clave para que estas cifras cambien en India y estas historias, que ella ha conocido de primera mano, sean parte del pasado son la educación y la concienciación. Durante nuestra charla, Anna no deja de hacer hincapié en la importancia de estas dos armas en una lucha pacífica que ella y el equipo de la Fundación llevan librando décadas. “Es un proceso lento de cambio, porque durante muchos años ni niños ni niñas dalit estaban escolarizados y se casaban muy jóvenes, con apenas 11 o 12 años. Cuando empezamos a trabajar con ellos no creían en la educación, pensaban que eso era solo para personas de casta alta y no para ellos. Alimentar a sus familias era su prioridad. Después de más de 20 años -no dos, ni tres, ni cinco- han entendido la importancia de la educación”.

 

Anna Ferrer 8025

Anna Ferrer sujeta la foto de su esposo Vicente y el hijo de ambos, Moncho.

FOTO  ©  Ángel López Soto, miembro de GEA PHOTOWORDS

 

Anna Ferrer no puede evitar sonreír cuando cuenta cómo hoy en el distrito de Anantapur todos los chicos y chicas están escolarizados en escuela primaria y más del 70% en secundaria. “Ahora hay chicas que están cursando estudios superiores que me dicen que no quieren casarse tan jóvenes, que quieren seleccionar su propia pareja y trabajar. Ha habido un cambio pero va poco a poco.” Aunque su gesto cambia cuando explica cómo el género aún determina en India, en la mayoría de los casos, cómo va a ser tu futuro. “Cuando un chico suspende su examen de acceso al bachillerato se le anima para que vuelva a intentarlo. Si se trata de una chica, se le dice que no siga con los estudios, que mejor si se casa y abandona la escuela”, señala con una mezcla de rabia y tristeza.

“La Fundación evita 61 matrimonios infantiles”, reza el titular que a principios de 2013 publicaban en su web, pero a partir de esta fecha la cifra ha ido creciendo. Hace ya cuatro años la FVF inició una campaña de concienciación en las aldeas y en las comunidades con las que trabaja. “Trabajamos mano a mano con las comunidades del pueblo, los grupos de mujeres detectan y nos avisan si las niñas abandonan la escuela o si en la aldea se ha concedido algún matrimonio antes de los 18 años”.

Aunque cuenta que ya han conseguido que no se lleven a cabo más de una centenar de matrimonios precoces, la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer reconoce que si las invitaciones de la celebración ya han sido distribuidas por la familia es difícil parar el enlace. “Anna, ¿y qué ocurre si no tenéis éxito?”. “Lo que solemos hacer es animar al marido a que acepte que la chica siga con sus estudios pero también depende, porque muchas niñas cuando se casan se van fuera de la zona, a vivir con las familias de sus maridos”, responde.

Muchas de las aldeas con las que trabajan han firmado un compromiso para evitar que se produzcan matrimonios de chicas menores de edad. En India el matrimonio infantil es ilegal, como también está prohibida la dote, aunque la puesta en práctica de esta legislación está lejos de ser efectiva. Las leyes, aunque clave para erradicar el matrimonio infantil, no siempre son suficientes, ya que las creencias religiosas o la presión de la comunidad no permiten acabar con estas prácticas profundamente enraizadas socialmente. Anna Ferrer señala que poner en práctica estas leyes llevará muchos años. “Nosotros podemos hablar con las comunidades sobre matrimonios infantiles después de muchos años trabajando con ellos”, dice.

“De todo el trabajo que hemos hecho en 45 años de lo que estoy más orgullosa es de los cientos y miles de talleres de concienciación que hemos hecho. Sobre salud, control del embarazo, cuidado infantil, derechos de las mujeres, derechos de los dalits, sobre la importancia de la educación de las niñas…” La enumeración sigue y la convicción del trabajo bien hecho hace que vuelva a sonreír cuando asegura que gracias a estos talleres hoy en día los dalits y las mujeres tienen fuerza, más igualdad y están mejorando muchísimo gracias a la concienciación.

Desde hace un tiempo en los talleres sobre la importancia de evitar que las chicas se casen cuando solo son unas niñas también participan los chicos y hombres jóvenes de las comunidades. La respuesta está siendo positiva señala: “Normalmente no se les anima a participar y no tienen la oportunidad de expresar su opinión sobre este problema del que también forman parte y oír opiniones de diferentes personas. Esto es importante tanto en India como en España”.

Anna solo pasará unas semanas en España y su agenda está completa. No admite cansancio aunque sus ojos así lo denoten. Se despide diciendo: “Juntos tenemos el poder de cambiar el presente. Yo creo que Andhra Pradesh, Anantapur y las comunidades fuera de Anantapur donde estamos trabajando son un punto de referencia para el progreso de las mujeres, los dalits, los tribales y en la lucha contra la discriminación y la violación de sus derechos”.

 

María Álvaro Navarro – Periodista valenciana afincada en Madrid dedicada a la comunicación de temas sociales. Máster en Comunicación, Cambio Social y Desarrollo. Ha trabajado en el equipo de Comunicación de Cruz Roja Española y en Greenpeace España. También ha trabajado en el programa Medi Ambient de la televisión autonómica valenciana y ha colaborado realizando reportajes con diferentes asociaciones medioambientales.

.

 

, , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.