BUTÁN – EL REINO DE LA FELICIDAD

¿Eres feliz? Si no lo eres, siempre podrás ir a Bután, donde el 97% de los habitantes reconoce serlo. El reino enclavado en el corazón de las montañas del Himalaya parece un país sacado de un cuento de hadas. Su principal indicador económico no es el PIB, sino el FIB: Felicidad Interior Bruta. El gobierno butanés consideró que el pueblo debe ser feliz por encima de todo, por eso se ha centrado en fomentar el sentimiento de comunidad entre un pueblo sano e inocente. Alberto Fraile, un español que vive allí desde hace años, nos desgrana el secreto de este Sangri La moderno.

.

FOTO ©  Sara Janini, miembro de GEA PHOTOWORDS 

.

Por Sonia López Tello para GEA PHOTOWORDS

.

Érase una vez un reino de colinas inhóspitas situado en el corazón del Himalaya. Sus habitantes viven felices en comunidad, cultivan sus tierras y aman sus bosques. Apenas sufren la delincuencia y no viven pendientes de los indicadores económicos. Su rey, Jigme Singye Wangchuck, decidió un día que la felicidad de sus habitantes era más importante que cualquier otra cosa. No es un cuento de hadas, es la realidad de Bután.

Situado entre la India y China y encajado entre montañas de hasta 7.000 metros de altura, Bután ha logrado mantenerse a salvo del malo de este cuento: la globalización. Si bien es una democracia joven, tiene claro lo que no quiere ser.

Alberto Fraile ha estado dentro de esta fábula. “Bután es David contra Goliat. Ha visto lo que ha pasado en India, en Tailandia, en China. Saben que no quieren lacras como el turismo sexual, la contaminación ambiental… que han entrado en sus países vecinos de la mano de la globalización. Tampoco quieren que los indicadores económicos que mueven Europa o América sean su brújula. Su brújula es, simplemente, la felicidad”, asegura este periodista mallorquín, editor de la revista Namaste, una publicación especializada en ecología, crecimiento personal y movimientos sociales.

El principal indicador económico no es el PIB, sino el FIB: Felicidad Interior Bruta. El gobierno butanés consideró que el pueblo debe ser feliz por encima de todo, por eso se ha centrado en fomentar el sentimiento de comunidad, en garantizar que su patrimonio natural no se pervertirá por ninguna multinacional (el 70% de sus bosques están protegidos por la Constitución) y en asegurar que los butaneses tienen tiempo para conciliar trabajo y ocio. Según un estudio, el 97% de los ciudadanos se declaran felices o muy felices. Su economía es la segunda que más crece del mundo gracias a la exportación de energía hidráulica a la India. La educación, gratuita y en inglés, llega a todos los rincones del país.

Las raíces también ayudan. La población practica el budismo y la sensación de pertenencia a un grupo es grande. Su manera de reflejar ese orgullo es la vestimenta. Los hombres deben vestir el ‘gho’, una especie de batín, y las mujeres la ‘kira’, una falda larga, que forman parte de la indumentaria tradicional. Así se muestra en las fotografías que Fraile mostraba a los presentes en la cena-tertulia de ‘Isla del Tesoro’, un pequeño restaurante en el centro de Madrid donde se celebran encuentros de este tipo, capitaneados por Ángel Cano, empresario y director de la Asociación Cultural Despierta.

 

Dicen de los butaneses que son un pueblo sano e inocente. Fumar está prohibido. El alcoholismo es un problema residual. Las mujeres trabajan, al igual que los hombres, tanto en el campo como en la ciudad y sin diferencias marcadas por el sexo. Por eso, Fraile recuerda la peor escena que pudo ver durante su estancia allí: “Un butanés me dijo que me llevaría a ver lo peor de Bután. Fuimos a un bar donde se podía tomar una cerveza y una mujer bailaba sobre un altavoz, pero completamente vestida. Eso es lo peor que pude ver allí, en un país donde lo más grave es fumar un cigarrillo tras un muro”.

Pero, ¿cómo mantener una realidad que para muchos se mantiene sostenida por alfileres? El turismo está restringido a 30.000 turistas por año, ya que el gobierno se dio cuenta de los perjuicios que podía traer un turismo masificado. Además, la educación es la principal preocupación del Estado, que es consciente de que la siguiente generación debe aprender los valores que existen en el país para no desvirtuar Buthan en un par de décadas. “Si los niños aprenden desde ahora el valor de su naturaleza y lo que realmente es importante, no dejarán cuando sean mayores que nadie venga de fuera a arrebatárselo”, explica Fraile.

 

No solo de luces vive el reino  

.

La página negra de la historia de Bután está marcada por un grupo de 100.000 personas que fueron expulsadas del país. Se trata de una comunidad con raíces hindús, que no compartía religión ni tradición con los butaneses, a pesar de llevar años viviendo en ese territorio. Un grupo que podía alterar la unidad del país en cualquier momento, sobre todo si su comunidad iba en aumento.

La decisión del Gobierno fue expulsarles y ahora se han convertido en refugiados a caballo entre ambas fronteras. Muchos culpan a Buthan por excluir de una manera cruel a una comunidad tan grande. Los que lo defienden, aseguran que la India pretendía utilizar a esas personas para iniciar un camino de entrada en Buthan, una barrera infranqueable que ningún país ha logrado derribar.

Con sus luces y con sus sombras, no son pocos los que se han interesado por este pequeño estado en  el que no se conoce el estrés. Mandatarios internacionales como Nicolas Sarkozy o David Cameron lo han visitado para tomar un ejemplo que logre paliar los males de los países desarrollados que gobiernan. Paradójicamente, Coca Cola también ha utilizado el ejemplo de Bután en sus campañas para defender la importancia de la felicidad.

La respuesta a muchas preguntas vendrá en unos años. Bután demostrará si su cuento, en el que se lucha contra el crecimiento sin sentido y donde se rebaja la codicia para salvaguardar su identidad, puede tener un final feliz.

.

Sonia López Tello es licenciada en Periodismo con diploma en Comunicación Política por la Universidad de Navarra, ha sido redactora en las emisoras de radio Onda Cero y Cadena SER. Actualmente ejerce su labor profesional en Antena 3.
.

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.