CANDIDATO DOMINICANO A PRESIDENTE

Hipólito Mejía, ex presidente de la República Dominicana, visitó España la semana pasada, como calentamiento para la campaña electoral de 2012. Mejía se vuelve a presentar a los comicios en su país con la candidatura del PRD (Partido Revolucionario Democrático), y en la siguiente entrevista concedida a GEA PHOTOWORDS hace un esbozo general de las principales problemáticas sociales de su país

.


.

Por Álvaro Ramírez Calvo para GEA PHOTOWORDS

.


El encuentro tiene lugar en un céntrico hotel madrileño, minutos antes de la cena que compartirá con sus acompañantes del PRD. El día está prácticamente liquidado, y el cansancio se acumula, pero Mejía nos atiende. Rápido pero amable, con esa ligereza caribeña válida tanto para hablar de lo liviano como de lo trágico. Atrás quedan 48 horas non-stop, haciendo visitas de lo más dispares: reunión con la CEOE, asistencia a un concierto contra la violencia machista (se confiesa admirador de las políticas españolas en igualdad de género), visita a cargos del PP… Ahora, es nuestro turno.


– Durante su mandato, República Dominicana estuvo bajo riesgo de padecer un corralito. El Gobierno que presidía decidió intervenir en los ahorros y evitarlo. ¿Cómo ve la situación económica en su país, años después?


Fue una gran experiencia, porque tuvimos el valor de detectar un robo y someter a los que vulneraron la seguridad del Estado y profundizaron la pobreza. Fueron condenados a diez años de prisión. Eso hizo que el sistema bancario se revisara, se produjera una re-estructuración en su control. El problema de la crisis actual llegó a República Dominicana ocho años antes.

– Un dato: el salario mínimo en su país no alcanza los 190 euros.


La situación social allá es mala. Hay una indiferencia por parte del Estado, motivada por una distorsión, un desconocimiento de las condiciones sociales de los sectores más necesitados. La corrupción es un mal profundo.

– ¿La corrupción es algo endémico o se podría evitar?


Bueno, yo pensaba que al castigar a los bancos se estaba dando un ejemplo de rectificación. Pero no. Estoy muy preocupado por la conducta del gobierno, la indiferencia y la apatía. Y por la complicidad. Es un hecho bochornoso.

¿Es esta una de las razones que empuja a la población dominicana a emigrar?


Sin lugar a dudas. La gente sale de su país en busca de mejores horizontes, como pasó en España. Mi familia salió de Canarias y de Lleida. En mi país la gente sale, no sólo mano de obra barata: hay 1.500 médicos, y 800 odontólogos fuera. No sólo es a nivel de gente pobre. Los profesionales quieren especializarse, mejorar su vida y abandonan su país. Que es peor todavía. Estamos perdiendo recursos humanos importantes.

– Uno de los sectores clave en el crecimiento de su país es el de la construcción. Sin embargo, esta actividad supone un gran impacto en el entorno. ¿Cree que hay otras alternativas para el desarrollo de República Dominicana más allá de la especulación inmobiliaria?


La especulación fue hipotecaria, fundamentalmente. No fue la construcción per se. Nosotros estamos a otro nivel, al nivel de las viviendas populares. Estamos en la obligación de ofertarle a la gente que viva como seres humanos. Es muy diferente. Lo que ha colapsado aquí, en Miami y en muchos países es la burbuja hipotecaria, que obviamente lesionó a muchos bancos, proporcionando graves problemas.

– Otro de los sectores clave de su país es el turismo…

El turismo va muy bien, sobre todo gracias a España. Lleva turistas porque ha invertido mucho.

– A eso iba. Las empresas hoteleras más demandadas suelen ser multinacionales, y no empresas dominicanas…


Nosotros tenemos 4 millones de turistas por avión. En Dominicana hay infraestructuras para duplicar eso de aquí a cinco años. Estoy satisfecho y agradecido del comportamiento y la actitud del empresario español. El gran problema de nuestro país es la gerencia. En estos momentos, el recurso natural es importante, pero no determinante. Lo importante es el recurso humano, la administración. Si a esa gerencia la acompañas de capacidad, de experiencias como las vividas en Mallorca o Canarias, tienes un buen resultado. Hemos aprovechado, los españoles han dado cátedra. Además, los empleos que se crean allá son dominicanos, y los turistas que van dejan dinero en el mercado. Es una buena actividad que embolsa 4.000 millones de dólares.

-¿Qué opina del sistema penitenciario de su país? Abundan las críticas a la lentitud de los procesos judiciales e incluso al propio respeto de los DDHH…


Ha mejorado algo, pero es un desastre. Es inhumano todo. Las posibilidades de reeducar, de encauzar a los presos, eso es nulo. Se está avanzando, pero debe mejorarse más, porque no puedes vivir de espaldas al ser humano, a gente que vive en condiciones infrahumanas.

– El Observatorio de los Derechos Humanos (Human Rights Watch) estima que, tras el terremoto de Haití, la cantidad de haitianos en República Dominicana podría superar el millón de personas. ¿Hasta qué punto la presión migratoria puede ser problemática? ¿Hay conflictividad?


Espero que Francia, Canadá y EEUU sean consecuentes y ayuden a ese país. Hay riesgos de conflicto, sí. Pero hemos sido un país de emigrantes, tenemos mucha gente emigrante. Entendemos bien esa situación, yo mismo emigré. Respeto a mis hermanos y vecinos haitianos.

– Ayer supimos que Venezuela va a aumentar en 50.000 los barriles de petróleo suministrados diariamente a Dominicana. Ante la actual crisis energética, ¿cree usted que las reservas de los países iberoamericanos puedan ser objeto de deseo en los próximos años?


Eso se ha dicho siempre, y sin embargo Venezuela siempre ha estado ahí. Venezuela ha sido consecuente con nosotros, siempre ha sido un gran colaborador con la República Dominicana. Agradezco al Estado y al Gobierno venezolano su condescendencia.

– EEUU es el principal socio comercial de su país: a quien más compra y vende. Parece que, de momento, Latinoamérica no está contemplada como compañera de negocios para los dominicanos… ¿Se ha arrepentido de firmar el TLC?


Es una carretera de doble vía; tú me ayudas y yo te ayudo, tú me vendes y yo te vendo. Para nosotros es importante, especialmente para nuestra fruta y nuestra hortaliza. Textiles que llegan sin pagar aranceles. Es un pacto bueno. Lo que pasa es que hay que actualizarse, y saber que estamos en un mundo globalizado. No me arrepiento de haberlo firmado. Lo que quiero es firmar algo con España.

– ¿En algún sentido especial?


Llegamos a importar de España 1.200 millones en operaciones. Ahora se ha reducido a la tercera parte. Quiero comprarle más a España. Quiero tener más reciprocidad. Debemos hacer un Tratado de Libre Comercio con España.

– Aprovechando que elogió estos días las leyes españolas contra la violencia machista, voy a mostrarle un dato: el año pasado, en España, murieron 85 mujeres a manos de sus parejas o exparejas. En República Dominicana, con una población cuatro veces menor, la cantidad se duplica: 176. ¿Cómo debería aplicarse esta legislación en República Dominicana? ¿Debería haber un cambio previo en el rol sociológico de la mujer?


Es algo patológico. Machismo al cubo. Es un tema amplio, sociológico. Vamos a trabajar con una nueva filosofía, con un nuevo enfoque. Con legislación también. Tenemos en perspectiva elaborar una nueva Ley de Igualdad, muy parecida a la ley del ministerio español, igual que está haciendo ahora mismo EEUU y otros países latinoamericanos.

.

Álvaro Ramírez Calvo, riojano, ha trabajado en televisión, radio, gabinete de prensa y consultoría. Master en Comunicación social, actualmente colabora en diferentes proyectos relacionados con el cambio social y el desarrollo, y prepara una tesis doctoral sobre comunicación y conflicto.

.

, , , , ,

No comments yet.

Deja una respuesta

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.