CHERNOBIL – LA HERIDA ABIERTA

`Chernobil: la herida abierta´ del fotógrafo Alberto Prieto de Paula es un  proyecto que nos acerca a la realidad que se vive en las zonas que fueron  afectadas por la catástrofe nuclear de Chernobil, el accidente nuclear más grave de la historia de la energía nuclear civil junto con Fukushima, y un desastre medioambiental sin precedentes que aún hoy día sigue afectando a la salud de la población. El jurado de nuestra organización, que otorgó recientemente el `III Premio Internacional de Fotografía Documental GEA PHOTOWORDS´ entre los 15 finalistas del `REVELA Premio Internacional de Fotografía a los Titulares de los Derechos Sociales´, valoró este proyecto como uno de los posibles ganadores.  

 

DSC_0015

 Foto ©  Alberto Prieto de Paula

 

CHERNOBIL – LA HERIDA ABIERTA

Redacción GEA PHOTOWORDS

 

La catástrofe de Chernobyl puso en jaque a media Europa hace ya más de veinticinco años, sin embargo, a pesar del paso del tiempo, sus secuelas son aún patentes en todos los territorios afectados por la fuga radiactiva. La explosión expuso el 23% del territorio bielorruso así como otras regiones de Ucrania a la contaminación por Cesio 137 en unos niveles elevadísimos y, desde entonces, unos dos millones de personas, de las cuales medio millón son niños, viven sometidos a la exposición de este peligroso material radioactivo entre otros. La mayor fuente de radiación que afecta a la población y que aún lo seguirá haciendo durante generaciones es la tierra contaminada, ya que los alimentos cultivados crecen a su vez contaminados y las tierras alimentan al ganado, con lo cual la transmisión de las dosis de radiación permanecen en la cadena alimentaria.

 

EL PROYECTO

Estos niños que viven en las zonas contaminadas por la lluvia radiactiva de Chernobyl sufren con mucha frecuencia de enfermedades crónicas, fatiga asociada a alteraciones del sistema cardiovascular, alteraciones metabólicas, murmullo cardiaco, hipertensión… etc, sin olvidar el incremento de las deficiencias congénitas y de los distintos tipos de cánceres (sangre, estómago, intestino, vejiga, tiroides, etc.)

Los puntos básicos de la gran labor de BELRAD y para los que se ayuda económicamente son:

En primer lugar chequean en los colegios y ayuntamientos de las regiones contaminadas (casi todas) los niveles de radiactividad acumulada en los cuerpos de los niños a los que se somete a un tratamiento descontaminador a base de un compuesto llamado “VITAPECT” que consigue reducir la radiactividad acumulada en sus cuerpos así como los metales pesados entre un 30-50%. Al eliminar ese porcentaje de Cesio, fundamentalmente, las funciones cardiovasculares del niño mejoran notablemente en apenas un mes, así como reduce otros riesgos derivados del Cesio aun ya en niños: diabetes, cataratas, disfunción renal, etc.

Además, mediante la instalación de Estaciones LCRC las familias de la comarca donde se instalan puedan analizar gratis la radiactividad de sus alimentos y descartar los peores. Por último y no menos importante, llevan a cabo campañas divulgativas para que la población conozca sencillas técnicas para reducir considerablemente la radiactividad de sus alimentos antes de ingerirlos.

 

DSC_0005

 Foto © Alberto Prieto de Paula

.

LA ONG

La Asociación Benéfica de Ayuda a Enfermos de Chernóbil (ABAECHE) se constituyó en 2004 tras la lectura del libro “Carta a la Tierra” de Mijail Gorbachov y sus menciones sobre la labor del Instituto BELRAD (en Bielorrusia) del Profesor Vasily B. Nesterenko, un prestigioso físico nuclear que desde el día del accidente de Chernobyl comenzó a reorientar sus conocimientos hacia la medicina para paliar las consecuencias del desastre nuclear sin precedentes. Nesterenko fundó este instituto de carácter humanitario con ayuda económica del ex ajedrecista Anatoly Karpov y el Nobel Alexander Sajarov.

ABAECHE colabora estrechamente con el Instituto BELRAD con el objetivo de ayudarles a financiar esa labor médico-humanitaria que vienen desarrollando allí desde 1992.

 

EL AUTOR

Alberto Prieto de Paula, apasionado del fotoperiodismo, y convencido de que es algo más lo que nos une que lo que nos separa ha viajado por todo el mundo para documentar diversos conflictos recientes en multitud de países como Siria, Irak, Afganistán, Congo, Sierra Leona, Guinea, Liberia, etc, etc.

Tras trabajar durante años en medios locales se dedica a la fotografía de modo freelance, habiendo publicado en medios a nivel internacional a través de su agencia Asociated Press como The Washington Post, The New York Times, La Vanguardia, etc entre otros.

 

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.