CINE GEA | BOLETO AL PARAÍSO

Estrenamos esta nueva sección sobre cine y documentales sociales, ligados siempre con la temática de GEA PHOTOWORDS, con la película `Boleto al paraíso´, que nos traslada a la Cuba de los años noventa. De  la mano de un grupo de jóvenes amantes del rock, los conocidos como `frikis´, el director Gerardo Chijona aborda el problema del VIH y de los contagios que se produjeron en la época de manera voluntaria por este colectivo, buscando ser recluidos en el sanatorio Villa Los Cocos. El desconocimiento de la enfermedad y la necesidad de sobrevivir en un país bloqueado económicamente hicieron que este sanatorio fuera su única esperanza, sin saber que lo que les esperaba era un viaje hacia la muerte.

.

Ninel, transexual cubana. Se autoinfectó con el VIH como los personajes de `Boleto al paraíso´ .

FOTO ©  Nuria López Torres, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

CINE GEA | BOLETO AL PARAÍSO
Por María Alvaro Navarro para GEA PHOTOWORDS
.

La Cuba de los años noventa es el marco donde se desarrolla la historia que nos muestra Boleto al Paraíso. La película narra el viaje de un grupo de jóvenes procedentes de pequeños pueblos del interior de la isla hacia La Habana, urbe donde creen podrán cambiar sus vidas y encontrar la solución a sus problemas familiares y a la incomprensión social. Cada uno de ellos tiene una razón personal que le empuja a huir, como los abusos sexuales en el caso de la joven Eunice por parte de su padre o el alcoholismo y el rechazo social en el caso de los otros miembros del grupo. La Habana se convierte en la única salida de la marginalidad en la que viven y los conciertos de rock clandestinos son su refugio.

Sus planes de cambio dejando atrás los problemas del pasado se ven truncados en una Cuba marcada por el bloqueo económico. La calle se convierte en su hogar. La desesperación y sobretodo un gran desconocimiento sobre la enfermedad les arroja a tomar la decisión de contagiarse del virus VIH para poder vivir en el sanatorio Villa los Cocos. Piensan que este lugar donde tendrán comida, atenciones médicas y una serie de comodidades que quedan muy lejos de lo que ellos están viviendo en calle. Es su única salida. La aparente libertad que les dará el sanatorio se va desmitificando con el paso del tiempo y algunos de los jóvenes que se han contagiado ven como su viaje toma un rumbo fatal hacia la muerte. Seres perdidos, excluidos de la sociedad en la que viven y desilusionados por la realidad que les rodea, Así eran los “frikis”. Llegaron a tomar una decisión insensata que les costó la vida a muchos de ellos.

En palabras de su director Gerardo Chijona con esta película quisieron “representar esa mezcla letal de inexperiencia, ignorancia, inocencia y familias abusivas, el rechazo de la sociedad en una Cuba que en aquellos tiempos difíciles vivió una situación material y espiritual muy compleja”. Boleto al Paraíso está inspirada en la obra “Sida: Confesiones a un médico”, en la que el doctor Jorge Pérez Ávila cuenta a partir de su propia vivencia personal como director del sanatorio Villa los Cocos cual era la situación de esta enfermedad en Cuba y de las personas recluidas a través del testimonio de los propios enfermos.

 

¿Cómo fue la historia real?

.

A finales de los años ochenta y principios de los noventa el hundimiento del Bloque Socialista, tras el periodo de Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS, llevó a la Revolución Cubana a una gran crisis económica. La isla se vio sumida en una situación crítica ya que el endurecimiento del embargo económico por parte de Estados Unidos provocó una gran escasez de alimentos, combustible y otros productos de primera necesidad. El embargo económico presente desde principios de los años sesenta, pasó a ser con la aprobación del Acta de Helms-Burton, mucho más férreo. Con esta legislación se prohibía a todo ciudadano norteamericano mantener relaciones comerciales o de propiedad con Cuba.

La aparición del VIH a principios de los años ochenta y su rápida expansión en África, en países caribeños y posteriormente en Asia hizo que al llegar a la isla las medidas adoptadas por las autoridades revolucionarias cubanas fueran contundentes. En  1986 se creó el primer sanatorio para internar a personas seropositivas portadoras del VIH y frenar como fuera la difusión de la enfermedad: el sanatorio Villa los Cocos. Posteriormente se crearon sanatorios en distintas provincias con el mismo objetivo y bajo un régimen forzoso de internamiento.

El régimen castrista afirmó en su momento que estas medidas se habían tomado para que “durante años, la población se sintiese tranquila, sin responsabilidad individual ni social en el tema”. Los más críticos con este sistema de sanatorios afirmaban que con estas medidas se contribuía a ocultar el problema y a encerrarlo entre las cuatro paredes de los centros, pero sobretodo no concienciaban a la población del problema real. La gente pensaba confiada que obligando a todos los enfermos de sida a permanecer en los sanatorios no quedaban expuestos a la enfermedad, pero no era así ya que a muchas personas no se les diagnosticaba la enfermedad hasta que estaban en fases avanzadas por lo que durante un tiempo el contagio se extendía.

Aunque muchos llegaron a creer que se trataba de una leyenda urbana, la realidad es que existió un grupo de jóvenes cubanos, amantes del rock y desesperados por la situación que estaba viviendo su país que decidieron contagiarse voluntariamente de Sida para ser recluidos en el sanatorio Villa Los Cocos. Este sanatorio era visto como un lugar donde podrían tener cubiertas todas sus necesidades y del que saldrían en cuanto mejorara la situación económica ya que desconocían por completo la gravedad de la enfermedad. Estaban convencidos que se encontraría una vacuna y que mientras eso ocurría podrían disfrutar en el sanatorio de lo que la vida no les había dado hasta ese momento. La desesperación, la insensatez y el desconocimiento de la enfermedad hicieron que el viaje de estos jóvenes no fuera hacia el paraíso sino hacia un callejón sin salida, la muerte.

Con más de 15.800 casos detectados según datos oficiales desde 1986, el gobierno cubano anunció que durante este año 2012 se iniciarían las pruebas clínicas en humanos de una vacuna en una fase primaria contra el VIH-Sida. Veintiséis  personas  seropositivas infectadas por el virus pero no enfermas participaran voluntariamente en las fases de ensayo. El microbiólogo cubano Enrique Iglesias afirmó que con se encuentran buscando una respuesta inmune del organismo que pueda generar protección contra el virus, y destruya las células infectadas.

.

Ninel, otra historia real
Por Nuria López Torres, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

Ninel es una travesti de 31 años, de ojos almendrados y mirada intensa, cuerpo menudo y sonrisa grande. La había visto algunas veces trabajando con mi amiga Kirim en su espectáculo de transformismo como ayudante y maquilladora, me pareció una persona muy profesional y seria. Mi amiga me dijo que tenía que entrevistarla, porque su historia de vida era muy interesante, pero no me dio detalles de ella.

Le propuse una entrevista en vídeo y una sesión de retratos, y aceptó encantada. Hablamos de mil cosas; de su infancia, de la situación que viven las travestis en Cuba, de las penurias que pasó durante el llamado “Periodo Especial” y del tema VIH. Cuando le pregunté si había oído hablar de los casos de personas, que de forma voluntaria se habían inoculado el VIH, desapareció su hermosa sonrisa y con toda la serenidad del mundo me dijo: “estás entrevistando a una”. Yo le dije que no lo sabía, que era una pregunta que hacía a todas las personas que entrevistaba, y que si no se sentía con fuerzas para hablar de ello, que no pasaba nada, para mí lo más importante era que ella se sintiera bien. Me dijo: “mujer, no te preocupes, se que estás haciendo un trabajo serio y te lo voy a contar”.

Ninel vivía con su madre y su tío en casa de su abuela. Cuando ella tenía 17 años, su abuela se fue para Estados Unidos, y su tío, un hombre tremendamente homofóbico, poderoso y con dinero, la hecho de la casa a ella y a la madre, fue cuando se fueron a vivir con una tía alcohólica, que al poco tiempo la acusó injustamente de robarle unos pesos. Se encontró de nuevo en la calle. Ningún familiar le dio cobijo. Fue rechazada por su condición de trans y tuvo que empezar a prostituirse. Anduvo en habitaciones alquiladas hasta que pudo ir a vivir con otra trans. Pero al poco tiempo, su amiga le dijo que ya no la podía ayudar más, porque ella estaba enferma de SIDA y tenía que vender su casa – en Cuba hasta hace unos meses no se podía vender la vivienda, pero siempre se han hecho apaños no legales, debido a la escasez de ellas -, para poder comprar algunas cosas que le hacían falta en el sanatorio para enfermos de SIDA, donde tenía que ingresar obligatoriamente. Ninel con 18 años se encontraba sola, no sabía a donde ir, ni que hacer, y en un momento de desesperación pensó que lo mejor sería irse con su amiga, que ella no quería estar sola y que en el sanatorio tendría al menos techo y comida. El día que cumplía 19 años se inoculó el virus. A los tres días de haberlo hecho, llegó su madre para decirle que un familiar les prestaba una habitación para vivir. Al igual que los protagonistas de la película “Boleto al Paraíso” Ninel compró un boleto equivocado para ese “paraíso” llamado; Villa los Cocos.

Ahora vive en La Habana con su madre, en un cuarto muy pequeño y humilde, que hace las veces de habitación, comedor y cocina, pero no le importa, porque se siente feliz con el amor y la compañía de su madre y no necesita a nadie más.

Cuando le pregunté por su mayor sueño en la vida, me contestó con lágrimas en los ojos: “que un día se encuentre la cura a esto que yo misma me puse…. no tener que volver nunca más a la prostitución y que mi madre no pase más trabajo en esta vida”.

.

.

María Álvaro Navarro es licenciada en Comunicación Audiovisual y actualmente estudia periodismo en la URJC de Madrid. Ha trabajado en el programa Medi Ambient de la televisión autonómica valenciana y ha colaborado realizando reportajes con diferentes asociaciones medioambientales.

.

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.