CINE GEA – UNA PALESTINA DE PELÍCULA

Por tercer otoño consecutivo, la Muestra de Cine Palestino llega a Madrid. En esta ocasión, marcada por unos drásticos recortes en su presupuesto y con el recuerdo, aún muy reciente, de los enfrentamientos más sangrientos de los últimos años entre milicianos de Hamas y el ejército israelí. Ayer fue el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino declarado por Naciones Unidas, por eso buscamos una nueva forma -cinematográfica- de abordar un conflicto complejo, longevo y aparentemente irresoluble.

Niños jugando en Gaza.

FOTO  ©  Sara Janini, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

Por Borja González Andrés para GEA PHOTOWORDS

.

Los cohetes palestinos han dejado de caer al otro lado de la frontera y los aviones israelíes ya no bombardean la sitiada franja de Gaza. Es la frágil tregua que ha puesto punto (¿final o seguido?) a una escalada de violencia que, en apenas una semana, se ha llevado la vida de 162 palestinos –más de la mitad civiles, según responsables médicos en la franja– y de cinco israelíes. Un latigazo bélico que ha recordado escenas similares a las vividas durante la operación militar ‘Plomo Fundido’ emprendida por Israel en Gaza entre finales de 2008 y comienzos de 2009. Con los mismos adversarios sobre el papel y, por lo general, con las mismas víctimas inocentes sobre el terreno, la franja de tierra más densamente poblada del mundo.

En este contexto se presenta por tercer año consecutivo en Madrid la Muestra de Cine Palestino, que arrancó el pasado 23 de noviembre y concluirá el próximo 9 de diciembre. Y se presenta, precisamente, con la intención de demostrar que no todo lo que sucede en una de las regiones más calientes del planeta tiene por qué llevar implícitas la tensión y el dramatismo.

“Cuando el argumento de la película transcurre en Palestina, es normal que aparezca el conflicto de una u otra forma”, reconoce Noemí Artal, portavoz del colectivo Handala, organizador del festival. “Pero nosotros buscamos conocer historias nuevas, humanas, sin el sesgo de las noticias que llegan cada día”.

Este año son quince historias, siete largometrajes y ocho cortos, las que componen el programa de una muestra que también se ha visto afectada por los brutales recortes que ha sufrido la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) en su apartado de difusión cultural.

“El primer año pudimos poner en cartel hasta sesenta películas sin apenas financiación externa. El segundo año contamos con la colaboración de la AECID y fueron cuarenta. Y este año, sin esa ayuda, pero con la colaboración de la Casa Árabe, la Filmoteca Nacional (sedes de la muestra) y algunas iniciativas de crowfunding y cesiones de derechos, hemos conseguido resistir”, afirma Artal.  “Con más o menos dinero, lo importante es que las salas alberguen este tipo de películas. Tenemos cine español, cine francés, cine norteamericano… ¿por qué no también cine palestino?”, se pregunta.

A pesar de que este año ha sido imposible organizar encuentros con realizadoras palestinas, coloquios sobre la situación política o exposiciones de fotografías, lo cierto es que esta muestra cinematográfica sigue siendo, como aseguran desde la organización, la más importante en el mundo hispanohablante. “Se trata de ver Palestina con unos ojos más directos”, según Noemí Artal.

.

Cortometrajes de ficción:

 

“Ante ti está el mar”, (Before You is the Sea), de Hisham Zreiq.

“Arafat y yo”, (Arafat and I), de Mahdi Fleifel.

“Diario de un puto”. (Yaomiyyat Ahir/Diary of a Male Whore), de Tawfik Abu Awel.

“Un éxodo espacial”, (A Space Exodus), de Larissa Sansour.

“Hamudi y Emil”. (Hamoudi and Emil), de Mahdi Fleifel.

“Haneen”,(Haneen), de Ossama Bawardi.

 ”Todo son impedimentos”, (Ki’annana ‘Ashrun Mustahil/Like Twenty Impossibles), de Annemarie Jacir.

 

Largometrajes de ficción:

 

“Amerrika”, (Amreeka), de Cherien Dabis.

“Ford Transit”, de Hany Abu Assad.

“Granadas y Mirra”, (Al-mor wa al rumman/Pomegranates and Myrh), de Najwa Najjar.

“Intervención divina”, (Yadun ‘Ilahiyya/Divine Intervention), de Elia Suleiman.

“El puerto de la memoria”, (Port of Memory), de Kamal Aljafari.

“Sin móvil”,(Bedoun mobile/A man without cellphone), de Sameh Zoabi.

“Tanathur”, (Tanathur/Last days in Jerusalem), de Tawfik Abu Wael.

“El último viernes”,(The Last Friday), de Yahya Al-Abdallah.

 

CONSULTAR PROGRAMACIÓN DIARIA

.

Borja González Andrés es estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido redactor en la Cadena SER y actualmente trabaja para la agencia Reuters.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.