DETRÁS DE UNA FOTO | ALFREDO CÁLIZ

DETRÁS DE UNA FOTO es una sección semanal de GEA PHOTOWORDS. En ella, reconocidos fotógrafos profesionales, autores emergentes o estudiantes de fotografía, nos comentan una de sus imágenes. Sus palabras, su mirada, su agudeza y su captura, en definitiva, del binomio espacio-tiempo. Esta semana con Alfredo Cáliz, en esta serie dedicada al retrato.

.

Morine en el hospital de Luwero, Uganda. Su madre, en cama, está enferma de tuberculosis.

FOTO ©   Alfredo Cáliz

.

Esta foto está tomada en un hospital de Kampala. Mi visita es fruto de un encargo de la revista Marie Claire, invitado por la Ong PLAN ESPAÑA, para contar la historia de los enfermos de sida en Uganda. Morine, la niña, llora al pie de la cama donde reposa su madre enferma de tuberculosis. A pesar de que nuestro trabajo estaba centrado en las víctimas del sida, la foto valió porque era la que mejor contaba el desamparo de los huérfanos, la ruptura de la cadena de transmisión oral del conocimiento de padres a hijos. Ahí era donde precisamente estaba haciendo un gran trabajo PLAN con un pequeño y sencillo libro llamado “El árbol de la vida”, un tanto macabro pero ciertamente terapéutico. En ese libro los enfermos de sida apuntaban desde recetas de cocina hasta un montón de historias sobre su pueblo, familia, etnia…pegaban fotos. Y digo macabro porque su muerte era cuestión de días o meses a lo sumo.

Al ver sólo la mano, uno se puede imaginar a la madre moribunda, pero no era así. Estaba enferma pero animaba a la niña a que se tranquilizara, a que dejara de llorar. Era la primera vez que veía el color blanco en la piel y eso asusta. Pero insisto, la foto valió. Era la que mejor contaba la historia.

No hubiera entrado en ese hospital si no hubiera sido bajo el paraguas de una ONG. Pero no lo digo con pena ni por agradecimiento, que lo tengo. No hubiera entrado porque hubiera preferido no entrar. Vamos, que hubiera preferido fotografiar otra cosa. Otra África. No sé si la coartada es buena, trabajo para una ONG por lo tanto entro en el hospital, pero a mi me vale y luego ya discutiremos sobre el papel de las ONGs. ¿De dónde le viene al fotógrafo blanco esa pasión por los hospitales y los psiquiátricos de África? Son muchas las razones: desde ganar un concurso hasta pensar que podemos cambiar el mundo pero ya hablaremos de ellas en otro momento. Por ahora me invito y os invito a que actuemos con precaución porque esas fotos de negros encadenados, tanto como la mía, ponen de manifiesto, una vez más, esa desigualdad de la mirada, donde unos miran y otros son mirados.

A veces las imágenes vienen a construir realidad más que a contarla. A subrayar algo que acaba afirmándose como un todo. No sé muy bien para que puede servir otra foto de un negro atado a la pata de una silla. Lo que si les puedo asegurar es que hay muchos más negros que andan que los que están atados a la pata.

.

Alfredo Cáliz. Ingresa en la agencia Cover en 1995. En 2003 recibe la beca FotoPress de La Caixa. Colabora con ONGs y revistas (El País Semanal o Marie Claire, entre otras). En 2006 publica el libro, Inshallah, que recoge diez años de viajes por Marruecos. En 2007 ingresa en la agencia Panos de Londres. Ha expuesto en el MUSAC, el Círculo de Bellas Artes de Madrid y en diferentes sedes del Instituto Cervantes en Marruecos. Cáliz ha impartido talleres de fotografía en el Instituto de Cine de Madrid y la Escuela Blank Paper. Actualmente sigue trabajando como fotógrafo freelance.

 

.

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.