DETRÁS DE UNA FOTO | JAVI JULIO

DETRÁS DE UNA FOTO es una sección semanal de GEA PHOTOWORDS. En ella, reconocidos fotógrafos profesionales, autores emergentes o estudiantes de fotografía nos comentan una de sus imágenes. Nos ofrecen sus palabras, su mirada y su agudeza; en definitiva, su captura del binomio espacio-tiempo. Javi Julio nos acerca a la dramática realidad de las miles de familias que en España han sufrido  un desahucio y se ven obligadas a ocupar edificios abandonados.

 

Retrato de Flora. 

Foto ©  Javi Julio

.

Flora llegó a la corrala el día antes de su desahucio. “El día que me marchaba de casa apareció muchísima gente que no conocía de nada y me ayudaron a empaquetar todas mis cosas”. Recuerdos y objetos de toda una vida apilados con prisa y rabia en pequeñas cajas. La historia de Flora, ecuatoguineana de origen, no difiere mucho de las historias que cuentan las personas desahuciadas. Apenas cobra 800 por trabajar en un supermercado, de los que tiene que restar para su hijo, comida e hipoteca. Empezaron los impagos y el banco no dudó en echarlos de su casa.

La corrala la Charca es un edificio comunitario de Carabanchel, construido durante la burbuja inmobiliaria. Tras terminarlo, la empresa quiebra, por lo que se queda sin habitar. A los años, el Banco Popular lo compra para especular con él, sin sacar a la venta ninguno de sus pisos. Es entonces cuando varias personas del barrio, deciden abrir sus puertas, y dar las casas a familias desahuciadas.

Comienza la noche en la corrala: “Una de las pocas ventajas de no tener luz, es que como no hay tele, ahora hablo más con mi hijo”, explica con una media sonrisa mientras calienta unas lentejas en un hornillo. Al rato, el silencio. “Vivir así es una forma de ir superando pruebas, pero… ¿Cuándo vendrá un nuevo desalojo?”. Y de nuevo, el silencio.

La idea pesa en su cabeza, y no la deja tranquila ni un momento.

A los meses de hacer el reportaje, leí que un día, sin aviso previo, decenas de furgones policiales se presentaron en la corrala de madrugada, obligando a las familias que allí estaban a abandonar el edificio, sin dejarles apenas tiempo para coger algunas cosas, y volverlas a sacar en cajas. El banco Popular, dueño de un inmueble que llevaba vacío varios años, no quiso negociar ningún tipo de alquiler social, haciendo de nuevo realidad las peores pesadillas de Flora.

 

 

Javi Julio nació en Donostia en 1978. Diplomado en Educación Social, en la actualidad trabaja como fotógrafo freelance. Interesado en la fotografía documental, ha realizado la mayor parte de su trabajo en Euskadi, Madrid, o Argelia, poniendo el foco de su objetivo en los derechos humanos y las luchas sociales. Ha publicado en diferentes medios y actualmente es miembro del colectivo NERVIO Foto.

Visita su página

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.