DETRÁS DE UNA FOTO | JUANJO PARDO

DETRÁS DE UNA FOTO es una sección semanal de GEA PHOTOWORDS. Reconocidos fotógrafos profesionales, autores emergentes o estudiantes de fotografía nos comentan una de sus imágenes. Sus palabras, su mirada y su agudeza; en definitiva, su captura del binomio espacio-tiempo. Juanjo Pardo nos relata un hermoso fragmento de su viaje a la mágica Ghana, un viaje antropológico a los diferentes paisajes y etnias de este país

 

Jake Kwaku  antropólogo ghanes. Lago Volta. Ghana.

Foto ©  Juanjo Pardo

.

Una lluvia monzónica azota de madrugada las colinas de Amedzofe con estruendos apocalípticos. Esta comunidad de la Región del Volta se distingue por ser la situada a mayor altitud en Ghana, la antigua Costa del Oro. Al alba, las aguas de la cascada de Ote invadirán el valle, que abriga a una colonia de colobos.

A las afueras del pueblo se alza una de las montañas más altas del país, el Monte Gemi, en cuya cumbre los misioneros alemanes de la Misión de Bremen levantaron una gran cruz de hierro en 1939. Al oeste se extiende el lago Volta, surgido en los años sesenta del pasado siglo por la presa de Akosombo. Al este la cadena montañosa irrumpe en Togo. A pie de cruz y sobre un poste, se posa una Charaxes castor, la mariposa de dicha especie más grande de África, según nos comentará más tarde Szabolcs Safian, presidente de la “Butterfly Conservation Society” de Ghana. Según Szabolcs ésta prefiere sobrevolar la sabana a los bosques, y añade que se la puede ver intentando seguir a golondrinas o vencejos que arriban huyendo del invierno europeo. La mariposa es observada por el antropólogo ghanés Jake Kwaku, que nació en Ghana en el seno de las familias reales de los clanes Akan de Agona y Asona. Vino al mundo para ser nómada. Vivió en Kenia, Nigeria, Etiopía; Italia, Londres, París.

Abandonamos este fascinante paraíso en busca de los tejedores del kente viajando en tro-tro hacia el sureste, donde se extiende el Area Tradicional de la tribu Agotime. Con lino, algodón y seda los artesanos fabrican telas multicolores en antiquísimos telares de madera. Los colores son intensos, las formas geométricas. El color dorado representa un alto estatus y pureza espiritual; el púrpura los aspectos femeninos de la vida… Cada diseño tiene un símbolo. Uno representa el gobierno democrático, otro la responsabilidad de compartir el éxito con la familia…  Dos días más tarde se celebrará el “Kente Festival” o “Agbamevorza”, una exhibición de coloridos trajes, exposiciones de telas, danzas tribales, discursos. El acontecimiento contará con la presencia del Rey de los Agotime, Nene Nuer Keteku III.

La víspera del evento el Rey nos invita a viajar con él, su lingüista y el resto de su séquito a Togo. En medio de la sabana aguardan cientos de personas. Junto a los vecinos de la población ghanesa de Kpetoe se agrupan para representar las guerras interétnicas que acontecieron en los siglos XIV y XV a su llegada a la antigua Costa del Oro. Los Agotime, conocidos antiguamente como los “Lehs”, son originarios del clan Nuer del antiguo Sudán. Se representa una danza vudú, en honor a los espíritus que gobiernan la naturaleza. Retumban los kpalogos y los tambores parlantes. Los guerreros visten ropas negras y rojas, las amazonas rojas y marrones. Algunos llevan colgados coloridos collares y en sus muñecas brazaletes de perlas de vidrio, otros portan cetros coronados con figuras representando los valores de su tribu. Seguidos por el clamor de su pueblo, irrumpen en el “campo de batalla” los diferentes jefes tribales danzando machetes en mano sobre sus arcones, porteados por las cabezas de sus súbditos. Las mujeres danzan y cantan exaltadas. Algunos combatientes, ataviados con hojas y ramas de palmera, encarnan a los héroes de la batalla que volverán del frente con vida. Nos rodean con cuchillos, armas de fuego y explosiones de pólvora. Se repiten los estruendos apocalípticos, como aquellos del monzón sobre las colinas de Amedzofe.

Quedará en el misterio la conversación entre el antropólogo y la mariposa, quizás impresionados ambos por su mutua tolerancia. Sobre una roca del monte Gemi Jake comenta que el carácter ghanés es tradicionalmente cortés, hospitalario, dócil, tolerante… y que lo impregna un sentimiento de orgullo y dignidad que el forastero debe ser capaz de apreciar en él.  El título del libro “Encuentro con el otro”, del periodista polaco Riszard Kapuściński, podría desvelar lo que se esconde detrás de la foto.

 

Juanjo Pardo (Murcia 1969) Estudia Imagen y Sonido y se forma junto a los fotógrafos documentales Alfonso Pardo y Julián Ros, del diario LA VERDAD de Murcia. Realiza el documental “Buscando el Norte” sobre la vida de los inmigrantes magrebíes en el sureste de España, premiado por el Ayuntamiento de Murcia. Trabaja en Disneyland París en el departamento de Imagen, realizando reportajes para la revista interna y el departamento de producción de espectáculos. Publica en Viajes National Geographic (España), “Chasseur d´images” (Francia) y colabora durante seis años fotografiando y escribiendo reportajes de viajes nacionales e internacionales para el mensual LINEA LOCAL de Murcia. Actualmente prepara la edición de un libro sobre la Memoria Gráfica del pueblo de Librilla y una exposición sobre Ghana en Accra, Madrid, París y Turín, junto al antropólogo ghanés Jake Kwaku Yirenkyi-Anderson.

Visita su página

, , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.