¿ECO-PORNO PARA SALVAR EL MEDIO AMBIENTE?

Ecología sexual. Practicar el sexo para ayudar al mundo. Esa es la idea de Fuck For Forest, la ONG alemana que ha decidido echar una mano al planeta a través de vídeos eróticos en la naturaleza. Los ingresos de las ventas de sus películas porno están destinados a proteger las selvas tropicales de América del Sur y Centroamérica, cada vez más amenazadas por la deforestación. Ya han recaudado más de 345.000 dólares.

 

waterfall_girls149

Foto cedida por la ONG alemana Fuckforforest

 

Por Lucas de la Cal para GEA PHOTOWORDS

 

¿Por qué salvar el planeta de forma aburrida, cuando se puede hacer de manera excitante?
Esta es la máxima premisa con la que trabaja Fuck For Forest (sexo por los bosques), o simplemente FFF. Seguramente sea la ONG más extraña del mundo. Sí, es una ONG. Una organización sin ánimo de lucro en la que la pornografía y ecología van de la mano en defensa del medio ambiente.

Este colectivo porno/ecologista fundado en Noruega en 2004, recauda dinero para rescatar las selvas pluviales del planeta, produciendo para tal menester material pornográfico. “Queremos divertirnos con el sexo, mostrar la naturaleza a la gente y recaudar fondos para la protección ambiental”, afirman desde Fuck For Forest. Su página web es la única sobre el “ecoporno” del mundo. Su lema es claro: “Salvar al planeta puede ser muy sexy”.

Hoy en día se puede decir que el activismo sexual está de moda. Con el antecedente más inmediato de las Guerrillas Girls, que atacaban con caretas de gorila y cubos con cola de pegar poniendo carteles en contra de la discriminación de las chicas, la Madre Rusia ha parido en los últimos años a las Pussy Riot. Su éxito con actuaciones imprevistas con provocación política sobre temas como la situación de las mujeres en Rusia y en contra del primer ministro Vladimir Putilos, ha sido tan grande, que la cadena más emblemática de las buenas series americanas, la HBO, les ha dedicado un documental.

Gran difusión mediática también está teniendo en los últimos meses la película “Fuck For Forest”, realizado por dicha organización, que explica la labor de sus activistas con todo lujo detalles, suponiendo un reciclaje del idealismo sexual de la década de 1970. La crítica, desde Variety hasta el Little White Lies pasando por The Guardian, saludan la frescura y la honestidad de la película y de la organización. Fuck For Forest podría convertirse en el “turning point” de las películas ambientalistas, si la propuesta del eco-porno, tiene éxito. De momento el film cuenta con el aval de su estreno en festivales de cine como Austin y Rótterdam.

Dirigido por el cineasta polaco Michal Marczak, “Fuck For Forest” muestra la vida de “neohippies” que profesan el amor libre, las drogas, el sexo, la ecología y el vegetarianismo. Jóvenes, guapos y sin pudor, son los protagonistas. La cámara los sigue a través de festivales a donde asisten para publicitar la causa. Al recaudar suficientes fondos, el grupo se embarca en un viaje a Perú, quieren encontrarse con los nativos y ofrecerles su ayuda. A ritmo de música tecno se adentran en la selva acompañados por un grupo de indígenas, bailan, se desnudan y hacen el amor en la calle, en los parques, en una iglesia, sobre el suelo… El choque entre dos mundos con preocupaciones en las Antípodas, los neohippies con su discurso de patrocinio al sexo libre y en pro de la desnudez como medio de vida, y la tribu amazónica con el problema de qué comer mañana, abofetea con la mano abierta la cara de los componentes de la ONG provocando un shock en cadena en cada uno de ellos. La realidad se abre paso entre posturas engreídas no comprendidas dentro del primer escalón de necesidades fisiológicas en la pirámide de Maslow.

Fuck For Forest cuenta con más de 1.300 afiliados, eco-amantes, sexy-activistas… auto denominados de varia formas, que pagan mensualmente 15 euros para ver fotos y vídeos de sexo amateur. Escenas protagonizadas por miembros y colaboradores de la ONG. Gente de a pie, convertidos en estrellas del porno en la intimidad de la naturaleza.
El funcionamiento de Fuck for Forest es sencillo. Al realizar una donación en su página web vía tarjeta de crédito tienes acceso a una web privada en la que podrás disfrutar de los contenidos pornográficos (de variadas categorías).

 

MANIFESTACIÓN ECOLÓGICA

.

En 2004, Leona Johansson y Tommy Hol Ellingsen, una pareja noruega se puso a follar en un escenario delante de 4.000 espectadores como manifestación ecológica, durante el concierto del Quart Festival en el que actuaba el cantante noruego Kristopher Schau y su banda The Cumshots (que se traduce como “las eyaculaciones”). Leona y Tommy querían hacer una protesta diferente contra las actividades que los gobiernos y la acción del hombre estaban causando al medio ambiente. Así nació la FFF.

La pareja fue multada con el equivalente de 1.500 dólares cada uno, cantidad que se negaron a pagar dado que el castigo les pareció insultante, ya que unos meses antes, las mismas autoridades noruegas que los multaban, habían expresado su apoyo permitiéndoles registrar su asociación como una fundación alternativa de preservación ecológica.

Huyendo de los problemas legales que se derivaron de la ley tras esta actuación, la organización trasladó su sede a Berlín. En 2011, los miembros de la FFF simulan el sexo en la Catedral de Oslo durante la misa, lo que desató la indignación pública y la condena de la iglesia.

¿Cómo se les ocurrió la idea para FFF?

El sexo atrae atención. Es una de las industrias que mas dinero mueve, así que pensamos en usarlo para un tema importante. La sexualidad en este mundo se ha convertido en una herramienta de márketing. Pero por lo general sólo se utiliza para vendernos productos de mierda, sin darle el verdadero honor de la energía sexual. ¿Por qué no crear una cultura positiva del sexo, donde se celebre el placer?

¿Es lo mismo tener material sexual en la página oficial de Fuck for Forest que tener un vídeo clandestino en una página porno? ¿Hasta donde es realmente activismo cruzar la línea de la exposición y venta sexual?

WWF y otras organizaciones rechazaron nuestro dinero porque dicen que estamos conectados con sectores de la industria pornográfica. FFF es un proyecto alternativo que promueve la libre y natural sexualidad entre la gente que ama el sexo y la naturaleza. No somos parte de la industria porno. Todo lo hacemos nosotros. No pagamos a modelos. No somos un negocio, sino una expresión contra la destrucción del medio ambiente.

Desde su nacimiento, el grupo ha recaudado más de 345.000 dólares gracias a la contribución de internautas que pagan para ver los contenidos de su página web: fotos y vídeos de sexo explícito cuyos escenarios suelen ser al aire libre.

Entre los proyectos activos de Fuck For Forest se encuentran acciones concretas para salvaguardar los bosques tropicales de Costa Rica y Ecuador. En Costa Rica trabajan junto a una organización llamada Arbofilial la cual esta dedicada a la adquisición de grandes extensiones de tierra para declararlas zonas protegidas. Su base central es un campamento que se encuentra junto al parque Nacional Carrara. Mientras que en Ecuador han desarrollado un proyecto junto con el grupo de indígenas locales Shuar, que consiste en acciones de reforestación y la creación de un centro cultural de intercambio de conocimiento en torno a la sustentabilidad, la medicina herbolaria, y el shamanismo.
Pero no sólo la causa verde reivindican copulando en el bosque. También la libertad individual, la espiritualidad, la lucha contra la represión y opresión de la sociedad se combate haciendo el amor, y no la guerra, a pelo entre la hojarasca.

Dicen que “salvar el planeta es sexy”. En estos tiempos de calentamiento global, quién sabe si la solución viene por el calentamiento inguinal.

 

Lucas de la Cal Martín es colaborador de GEA PHOTOWORDS y del periódico El Mundo. Es diplomado en Educación Sexual y Prevención de ITS (Infecciones de transmisión sexual)

 

, , , , , , , ,

4 Responses to “¿ECO-PORNO PARA SALVAR EL MEDIO AMBIENTE?”

  1. Nelson Rivero
    28 marzo, 2014 at 2:03 #

    Debemos separar muy bien lo que es el nudismo naturismo de lo que pueda ser Eco-pornografía. Lo respeto, pero por favor diferenciemos bien las dos tendencias. El Nudismo-Naturismo es dedicado a la esencia y libertad del ser humano a estar desnudo, ser parte y cuidar la naturaleza. No está enfocado a tener sexo en el bosque para cuidarlo. Es algo mas amplio. El Eco-porno me parece una estrategia mas para llamar la atención, que un deseo verdadero por cuidar el medio ambiente y hacer que el ser humano respete su cuerpo desnudo. De hecho la fotografía que aquí se muestra son varias chicas haciendo nudismo sano, no pornografía ecológica como pretenden hacerlo ver. Diferenciemos los términos y las tendencias, por favor.

    Very well we must separate what is Nudism naturism which may be Eco-porno. I respect that, but please we differentiate well two trends. The Nudismo-Naturismo is dedicated to the essence and freedom of the human being to be naked, part and take care of nature. It is not focused on having sex in the Woods to care for him. It is something more broad. Eco-porn seems a strategy more for attention, that a desire to true for taking care of the environment and ensure that human respect her body naked. In fact photography showing here are several girls making healthy nudity, no pornography ecological as they want to make it to see. We differentiate the terms and trends, please.

  2. Gea
    31 marzo, 2014 at 9:56 #

    Estimado, Nelson.
    La fotografía que comentas y abre nuestro artículo nos fue cedida directamente por la ONG alemana Fuckforforest.

  3. Raul Tello Suarez
    17 abril, 2014 at 13:16 #

    Interesante, único, exitos.
    Están invitados al jardín ecológico Biokuka.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Eco-porno para salvar el planeta - 3 abril, 2014

    […] Eco-porno para salvar el planeta […]

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.