EL ESPÍRITU DEL PLANETA

Hoy, Día Internacional del Medio Ambiente, se presenta en Madrid la Primera Edición del `Festival Internacional Espíritu del Planeta´, el mayor evento europeo creado para dar a conocer la diversidad cultural de la Tierra a través de las músicas y las danzas, la espiritualidad y las tradiciones de los pueblos originarios de cada continente. El acto está organizado por GEA PHOTOWORDS junto a la Asociación Cultural y Educativa para el Desarrollo Eco-sostenible del Planeta `Miración´, patrocinadora del evento que tendrá lugar el 14 y 15 de junio en la capital vasca. Su director, Carlos Orellana, nos habla de lo que supone en nuestro país contar con la presencia de los ancianos líderes de las tribus americanas que compartirán actuación con artistas españoles como Rosario Flores y Antonio Carmona.

.

Foto cedida por el `Festival Internacional Espíritu del Planeta´.

.

Por Juan Carlos de la Cal, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

Dice una ancestral profecía indígena americana que en el principio, el Dios del Tiempo creó el Sol y la Luna, y con ellos nacieron al Águila y el Cóndor (los animales de poder que representan a América del Sur y del Norte) y que de esta unión nacieron las primeras naciones de la Tierra. Después, vinieron las primeras divisiones con todo lo que eso significa en términos de conflictos. La profecía habla también del día en que la unión de las lágrimas que broten de los corazones de estas aves, sanarán las heridas y fortificarán los espíritus, cuerpos y mentes de los representantes de esos Primeros Pueblos, cuyos guerreros darán término a la opresión, la explotación y la injusticia. Siempre en nombre de la libertad…

Así, con estos arquetipos, se podría resumir, en pocas palabras, lo que significa la Alianza entre los Pueblos Nativos americanos con el hombre blanco, una corriente espiritual que poco a poco está calando en el mundo occidental en forma de encuentros para intercambiar lo mejor de cada tradición. Y el próximo se celebrará en Vitoria-Gasteiz los próximos 14 y 15 de julio. El “Festival Internacional Espíritu del Planeta” es el mayor evento europeo creado para compartir y dar a conocer el testimonio directo de los representantes de estos Primeros Pueblos, los guardianes de los secretos y tradiciones de nuestros ancestros, los representantes de un mundo en peligro de extinción. A través de sus músicas y danzas, su espiritualidad y su viejo legado nos llevarán de viaje con el único objeto de ayudarnos a comprender el bien común de todos los seres humanos: la preservación del Planeta Tierra.

En la rueda de prensa, organizada por GEA PHOTOWORDS, junto a la Asociación Cultural y Educativa para el Desarrollo Eco-sostenible del Planeta “Miración”, patrocinadora del evento, estarán los representantes de algunos de los pueblos nativos americanos como el Abuelo Raymundo Fontes Vas, de la etnia amazónica Desana y el Abuelo Enrique Tulupa y la Abuela María Changoluiza, de la etnia Quechua de Ecuador. Ambos son miembros del Círculo de las Abuelas y los Abuelos Sabios, un punto de encuentro entre los representantes de diferentes etnias en el que comparten sus conocimientos y su cosmovisión del planeta, indefectiblemente unido a la Madre Tierra, el respeto al Ser Humano y la Naturaleza.

Tras la Rueda de Prensa se celebrará una ceremonia musical de despedida en donde Rosario Flores y Antonio Carmona, al ritmo del cajón, como representantes del pueblo gitano, interactuarán con su voz y su guitarra junto a los cánticos de los abuelos indígenas en una fusión única de unión entre razas.

El organizador de este evento es el argentino Carlos Orellana, codiciado y acosado hasta hace no muchos años por las revistas del corazón por su relación con la cantante Rosario Flores, con la que tiene una hija. Hoy ha consagrado su vida a esta causa por la que lucha desde su adolescencia a caballo entre su Argentina natal y la cordillera de los Andes donde nació su padre. Nadie mejor que él para hablarnos de lo que significa esta Alianza.

 

SABIDURÍA INDÍGENA

.

Por sus venas corre sangre quéchua -su padre nació en Bolivia- y gallega, una mezcla que marcó desde pequeño ese “encuentro” natural que supone vivir dos culturas tan diferentes desde su propio ser. “Siempre tuve relación con la tierra a través de sus ceremonias con la Pacha Mama y las danzas andinas. La familia de mi padre me transmitió la cosmovisión indígena que hablaba del día en que el Águila y el Cóndor se iban a encontrar. Yo siempre los sentí volando juntos en mi interior. Y esa ha sido mi búsqueda desde que tengo uso de razón: estar preparado para ese momento”, asegura Carlos desde su casa en la capital vasca.

Sus inicios no fueron fáciles. Llegó a España bajo una presión mediática para la que no estaba preparado. Los “paparazzis” le perseguían y, de repente, se vio en el centro de un huracán que no era el suyo. “Vine a Europa a ser papá, que no deja de ser un encuentro, el mejor del mundo. Tuve que aprender a adaptarme gracias a la protección de los mensajes de los abuelos y abuelas desde pequeño. Sin embargo, lo viví como una gran oportunidad que no se le presenta a todo el mundo. Aquí me pude convertir en una persona confiable. Afortunadamente los medios se adaptaron a mí y ahora está todo en su lugar. Intento llevar una vida coherente. Hacer algo que tenga trascendencia”.

Hoy, el currículo que se encuentra en internet de Carlos Orellana, no tiene nada que ver con la idea que de él podían tener los que se quedaron con ese salto a la fama ligado con el clan de los Flores. Carlos es facilitador de Biodanza titulado por la IBF, terapeuta corporal especializado en Reeducación postural y estiramientos musculares. Actualmente imparte clases de Biodanza en diversos Centros de Mayores tanto de Vitoria como en otras ciudades de España y Europa.

Orellana nos habla del nacimiento del Circulo de Abuelas y Abuelos Sabios del Planeta, en 2006, inspirado por una visión del Abuelo Inca Qenqo Harawi Qespeq, nacido en Cusco, Perú, y considerado por muchos Patrimonio Viviente de la Humanidad. Por medio de esta visión, fueron convocados las Abuelas y los Abuelos de las regiones próximas con el objetivo de compartir sus conocimientos y su visión del mundo, de modo que esa sabiduría ligada a la Tierra fuera preservada. De aquel primer encuentro surgió la necesidad de ampliar el movimiento por todo el mundo ante la urgencia de encontrar un camino de sanación para la Madre Tierra. Desde entonces, se realizan anualmente.

“Las comunidades indígenas celebran estos círculos desde tiempo inmemorial para intercambiar su sabiduría. Yo asistí a uno cuando apenas tenía 17 años en Cochabamba (Bolivia) donde nació mi padre. Y me marcó la vida. Ahí entendí su preocupación ante el avance veloz de la ciencia y la nueva marginación que eso suponía para las naciones indígenas que necesitan, más que nunca, ser escuchadas. Por eso hemos convocado este Festival, continuando un trabajo que se lleva haciendo en Italia desde hace más de una década”, nos explica Orellana.

El Festival se iniciará con la llegada, el 14 de junio, de la Caravana Ecológica Internacional, una marcha no competitiva que portará el Bastón Sagrado de los Abuelos y Abuelas Sabios desde Bergamo hasta Vitoria tras recorrer 1.300 kilómetros por el sur de Europa. Más de cincuenta atletas italianos de la Asociación Atletas por la Paz se encargarán de traer este legado de paz que simboliza el mensaje que los ancianos indígenas quieren transmitir al mundo.

“El bastón es el que lleva la memoria de los círculos de los abuelos”, explica Orellana. “Es el que da la palabra a los participantes. Cada tribu va incorporando en él alguno de sus símbolos más representativos: plumas de cóndor y aguila, semillas de diferentes rituales, objetos entregados por la Naturaleza… En cada ceremonia se van sumando objetos de unos y otros. Porque, los viejitos se reconocen a sí mismos como parte inseparable de la Madre Tierra. A ella le rezan y con ella se comunican, algo impensable en la sociedad occidental donde más de la mitad de la gente vive en ciudades alejadas de cualquier entorno natural donde sólo es posible conectarse con esa energía”.

Uno de los grandes desafíos de este tipo de encuentros es sacar a los abuelitos/as de su entorno, traerles a este lado del mundo y protegerles de los acechos de esta sociedad descreída contra todo lo que suene a esotérico o alternativo. “Los abuelitos son muy vulnerables y venirse por aquí supone mucho riesgo, por no hablar de las interminables gestiones burocráticas para que les den los visados de entrada a Europa. Ellos están en otro tiempo-espacio. Son muy activos y valientes. Y tienen clara su misión en esta vida. Por eso cuidarlos y protegerlos es un hermoso reto. Es todo un lujo tenerlos a nuestro lado y compartir sus mensajes”, continúa el director del Festival.

 

SOLIDARIDAD

.

Más allá de la celebración puntual del evento, está la filosofía que lo envuelve. Y, por supuesto, los objetivos solidarios. Con la recaudación del Festival se pretende apoyar proyectos en las comunidades indígenas de los participantes, como la Casa Medicina para la tribu amazónica Dessana (Brasil), que será construida con los materiales tradicionales de su cultura; o el proyecto de apoyo a la educación y la formación profesional de niños/as huérfanos pigmeos y bantúes de Djoum y Kribi, en los departamentos de Dja y Lobo Ocean al sur de Camerún, entre otros. La financiación viene de mecenas, donaciones particulares y las entradas (10 euros) que se venderán durante el Festival organizado por la Asociación Cultural y Educativa para el Desarrollo Eco-sostenible del Planeta “Miración”.

El Festival presentará la música y danza de los Pueblos Originarios: pigmeos, aztecas, aborígenes australianos, nativos americanos, abuelas y abuelos de comunidades indígenas del Perú, comunidad amazónica del Brasil y grupos tradicionales de Bérgamo y Euskal Herria. El día 15 se clausurará con la actuación de Rosario Flores y Antonio Carmona en solidaridad con el pueblo gitano.

Para Carlos Orellana, el Festival y la posterior celebración en septiembre del VIII Círculo de abuelos/as Sabios del Planeta, supone una redención de la deuda contraída con los pueblos americanos tras 500 años de colonización. “El sistema está enfermo, desequilibrado, desarmonizado por todo lo que se ha hecho en estos siglos. Desde que nacemos nos separamos del bebé, nos individualizamos, nos olvidamos del otro cuando lo que hay que hacer es lo contrario. Ese es el sueño. Los mismos europeos lo saben. Y esta visión no es de una persona, sino de muchas. Mis abuelos entre ellos. El mío siempre quiso venir a Europa. Tuvo el sueño de un Encuentro. Por eso estamos aquí”, asegura.

Sin embargo, el propio Orellana reconoce que, como en todo intercambio, la mudanza en el pensamiento se tiene que producir por ambos lados: “En América también se tienen que caer muchos estereotipos. Todavía recuerdo las nanas que me cantaban mis abuelos: “Duerme, duerme negrito que sino vendrá el diablo blanco y te comera” decía una de ellas. Los indígenas tienen que quitarse sus prejuicios, que los tienen, para poder cantar otras canciones más positivas que nos despierten a la armonía y poder construir todos juntos un mundo mejor, un nuevo espíritu para el Planeta…”.

 

.

Más información en esta página web

.

, , , , , ,

2 Responses to “EL ESPÍRITU DEL PLANETA”

  1. Elvira
    6 junio, 2013 at 0:03 #

    Hermoso.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Creando la Nueva Realidad (13) Entrevista al director del Festival Internacional Espíritu del Planeta de Vitoria-Gasteiz | Lo que podemos hacer - 2 septiembre, 2013

    [...] entrevista que la magnífica revista digital Gea Photowords ha realizado hace muy pocos días a Carlos Orellana, director del Festival Internacional Espíritu del Planeta de Vitoria-Gasteiz, en la que explica [...]

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.