EL ESPÍRITU QUE DUERME

Edjengui se ha dormido. Es lo que parece que le está ocurriendo al pueblo baka del sur de Camerún. El espíritu de su selva les está fallando debido a su largo letargo, el cual, se perpetúa en el tiempo. Ya no les protege y ello hace que la fiera maquinaria industrial continúe devorando sus casas y expulsándolos de sus hogares. Hablamos con el escritor Chema Caballero, un hombre que tras pisar por primera vez en el año 1992 el continente africano no pudo desprenderse de su magia y se convirtió desde entonces en baluarte de la defensa de los derechos de los más oprimidos.

 

03-basil-fouda-conductor-del-camion-y-su-ayudante-pierre-_-chema-caballero

 Basil Fouda, conductor de camión, y su ayudante, Pierre.

FOTO  ©  Chema Caballero

.

 Entrevista al escritor Chema Caballero

 Por Ana de Gracia para GEA PHOTOWORDS

 

En esta entrevista Caballero nos habla en concreto sobre su libro Edjengui se ha dormido. Del victimismo al activismo de los pigmeos bakas; un proyecto que ha podido llevar a cabo en colaboración con la ONG Zerca y Lejos. En el mismo relata la historia y desgracia de los habitantes de la selva como el propio pueblo baka se autodenomina. Su gente que ya no encuentra calor entre la maleza debido al rugir de la industria maderera.

 

¿Qué significa para ti la palabra Edjengui?

Para los bakas es el espíritu de la selva. El que les protege, les cuida, les da los animales y demás provisiones para cazar así como la fecundidad. Para mí representa el estado ideal de los bakas. Un pueblo que durante generaciones ha vivido en la selva de forma autónoma y orgulloso de sí mismo.

Normalmente cuando ocurre una desgracia piensan que Edjengui se ha quedado dormido. Entonces ellos cantan y bailan para despertarle con el deseo de que todo vuelva a la normalidad. Y parece que la situación que hoy en día sufre el pueblo baka es debida a que Edjengui, el espíritu de la selva, aún no ha despertado. No sabemos si lo conseguirá.

 

Con este libro tratas de dar voz a la comunidad baka que reside en el sur de Camerún. ¿Cuándo y por qué decides trasladarte hasta allí?

Ya había estado varias veces en Camerún. Más en la parte norte. Llevo trabajando muchos años situaciones de conflicto y violaciones de derechos humanos. En este caso ya se habían sucedido y se suceden bastantes violaciones contra los pigmeos. Hacía tiempo que quería trabajar a fondo con ellos. Y pude conseguirlo gracias a la ONG Zerca y Lejos que me dieron la oportunidad de estar con ellos y vivir en sus casas así como visitar sus poblados.

 

¿Quién acudió a quién?

La ONG Zerca y Lejos me llamó al saber que había trabajado durante mucho tiempo el tema así que ellos me localizaron a mí.

 

¿Qué es lo que más destacarías del libro?

Este libro es una fotografía de la situación actual que vive el pueblo baka. Una situación de violación de derechos y de no ser considerados, incluso, como seres humanos, sino como esclavos o ciudadanos de segunda categoría. Han sido expulsados de sus tierras sin poder vivir su forma tradicional de vida. Se ven obligados por las medidas del gobierno a salir de la selva que, a su vez, está siendo explotada por la industria maderera, agroindustrial y minera.

Un pueblo, en definitiva, obligado a vivir en territorios y con estilos de vida totalmente ajenos que no sabe bien orientarse lo que da pie a una violación sistemática de sus derechos fundamentales.

08-etienne-mefe-sala-jefe-bulu-de-mimbil-y-su-mujer-en-la-puerta-de-su-casa-_-chema-caballero

Etienne Mefe Sala, jefe bu´lu de Mimbil, y su mujer en la puerta de su casa.

FOTO  ©  Chema Caballero

.

¿Crees que hay algún tipo de solución y/o esperanza a esta situación para el pueblo baka?

Lo que me gustaría resaltar (y es lo que trato de hacer en el libro) es que cada vez hay más jóvenes bakas que han podido acceder a una educación académica superior. Comienzan a ocupar posiciones en la sociedad como maestros, enfermeros, personal de salud o como agentes comunitarios. No se trata de gente que ha encontrado su puesto en la sociedad y se contenta sin más. Son personas que están creando una conciencia crítica y se plantean qué es lo que le está pasando a su pueblo para buscar soluciones. Están defendiéndose y defendiendo los derechos de su gente.

 

Hablas sobre todo en el libro del primer baka que llegó a ser maestro, Jean Ndoutoumou…

Efectivamente. “Sin miedo”. Así lo llaman a este señor.

 

¿Por qué?

Él tuvo la suerte de estudiar cuando era pequeño. Llegó a ser el delegado de clase y a enfrentarse con las autoridades del colegio y de su provincia. Ha sido el primer pigmeo en convertirse en maestro.

Llegó a crear una asociación de pigmeos bakas con el objetivo de ayudar principalmente a los jóvenes para que no pierdan sus raíces y para que sigan conociendo sus tradiciones más ancestrales así como los conocimientos culturales y médicos de las plantas que desde tiempos inmemorables ha guardado el pueblo baka.

Los bakas, como tanto otros, sufren de las dolencias y prejuicios que desgraciadamente la sociedad les impone como el alcoholismo y la exclusión social. ¿El pueblo baka es consciente de ello y, en este sentido, cómo trata de luchar contra estos clichés sociales?

Los jóvenes son lo más conscientes de esta situación. Tratan de cambiarla. Sufren por este tipo de etiquetas que se les ha puesto y por la manera en que la misma sociedad les está llevando a un callejón sin salida; a una autodestrucción.

Lo positivo de todo ello es que estos chicos y chicas bakas continúan luchando para que el resto de la sociedad les vea como seres humanos con derechos como el resto de los ciudadanos de su país.

 

¿Hay más proyectos en mente, Chema?

Llevo desde el año 92 trabajando en África. Siempre estoy yendo y viniendo. Ahora estoy trabajando en dos proyectos. Uno de ellos en Kenia para tratar con gente joven que en estos momentos lucha duro contra la sumisión de la mujer.

 

Ana de Gracia se graduó en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración. Ha colaborado en radio durante cuatro años en la rama del periodismo cultural en España, así como para otros medios de comunicación digitales cultivando el género de la entrevista con personalidades del panorama actual de la cultura y de la política. Los viajes y los movimientos sociales la llevaron hasta São Paulo, Brasil, donde pudo llevar a cabo un proyecto de inmersión cultural durante su larga estancia en el país conviviendo con los indios guaraníes y analizando el impacto social que el movimiento globalizador ha provocado en la cultura indígena. Concienciada con los problemas sociales y con el periodismo comprometido, desde siempre ha querido dar voz a aquellas personas que han permanecido y permanecen invisibles para el resto de la sociedad. Actualmente trabaja en Onda Cero.

 

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.