ENTREVISTA GEA – AHMED SHAFIQ

Un año después del cambio de régimen en Egipto, Ahmed Shafiq quiere tomar las riendas del país. El que fuera primer ministro de Hosni Mubarak durante la revolución, vuelve a la carga. Reaparece bajo las siglas de un partido independiente en la carrera a las presidenciales de junio. El general y ex ministro de aviación, de 70 años, defiende estar sobradamente preparado para liderar la transición. A sus espaldas, una larga carrera militar y política. El amigo del dictador se encuentra en su domicilio de El Cairo, ajeno a un pasado que lo sitúa en medio de la represión de Tahrir.

.

Ahmed Shafiq.

Ilustración a partir de una foto de Gemma Rodríguez Betrian

.

AHMED SHAFIQ, CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE EGIPTO

Por Gemma Rodríguez Betrian para GEA PHOTOWORDS

 

Hace unos días se cumplió el primer aniversario de la caída de Mubarak. Tras la victoria de los Hermanos Musulmanes y los Salafistas en las elecciones parlamentarias de enero, Egipto vive días de incertidumbre. Un futuro en el alambre que se debate entre el cambio y la inestabilidad. La tensión sigue latente en las calles de la  capital a un año del inicio de la revolución. Los egipcios continúan haciendo de las calles su escenario para alzar la bandera de la libertad real y exigir la caída definitiva de los que hoy  mantienen el poder, la junta militar.

Un año después, Shafiq recuerda como fue nombrado primer ministro por el ex presidente, el 29 de enero de 2011, en medio de la revuelta: “estuve en el cargo alrededor de un mes, pero viví la experiencia como cualquier egipcio que estuviera dentro o fuera del gobierno”.  Así se refiere a su papel en el gobierno en un tiempo que cambió  para siempre la historia de su país. Un nombramiento que se produjo en medio de la violencia desatada en las protestas. Sentando en una de las butacas del salón de su residencia en El Cairo, niega rotundamente que Mubarak o algún miembro de su ejecutivo ordenase disparar contra los manifestantes: “No hay pruebas materiales que certifiquen esto. Supongo que es la razón por la que la fiscalía y la justicia egipcia están tomándose todo este tiempo. Quieren investigar y desvelar la verdad”.

Y mientras, el juicio por su colega, Hosni Mubarak, continúa en marcha. Ante las pruebas presentadas en la vista contra el ex presidente, Ahmed Shafiq sostiene tranquilo: “ la justicia dirá lo que tenga que decir, si eso fuera cierto, no dudo de que se adoptarán las medidas que sean necesarias. Pero yo le aseguro que nunca recibí esa información”. Es la negativa de uno de los hombres fuertes del régimen a la acusación que ha resonado en los últimos doce meses tanto dentro como fuera de las fronteras del país. La fiscalía pide para Mubarak la pena de muerte, el candidato responde: “es la opinión de la fiscalía. Preguntele a ella. Le recuerdo que el partido sigue abierto. El capítulo aún no ha acabado. Habrá que ver qué ocurre”. Asegura no conocer la información que posee el fiscal pero añade que si ha pedido la pena máxima será porque tiene argumentos suficientes para ello.

En cuanto a la victoria de los Hermanos Musulmanes en los comicios parlamentarios, Shafiq no muestra sorpresa alguna: “creo que a nadie le ha sorprendido. Es una reacción a la tortura y al sufrimiento que han vivido antes. Es una respuesta a las agresiones que había en los últimos años. No me parece nada extraño que la gente elija algo más puro, más luminoso”. El ex ministro defiende que este grupo tendrá que renovarse ya que hasta ahora nunca han formado parte de la vida política: “ya veremos de lo que son capaces. Su experiencia como organización les ha ayudado mucho durante el proceso electoral.

Preguntado por el futuro de la Junta Militar, el candidato lo tiene claro: “dejarán el poder en junio tras las elecciones. Hay mucha propaganda negativa sobre los militares por falta de información. Cuando acaben su tarea en esta transición se marcharán”.

TRANSICIÓN `A LA ESPAÑOLA´

 

En unos meses Ahmed Shafiq podría convertirse en una figura clave de la transición egipcia. Al igual que lo fue Adolfo Suárez en el cambio político español, defiende que su experiencia puede servir de seguridad en este periodo que se abre en el país. “Estoy muy seguro de mi mismo. No me veo solo. Mucha gente está conmigo. Creo en mi programa. Con él puedo llevar a Egipto al nivel que tenía antes e incluso superarlo”. Volviendo la mirada al pasado, Shafiq reconoce que los problemas comenzaron cuando el hijo de Mubarak, Gamal, empezó a interferir en la actividad del gobierno con la excusa de ayudar a su padre: “Fue el responsable de elegir los cargos importantes. Ese fue el primer error. Ahí fue cuando el olor comenzó a salir”.

Como candidato a la presidencia, confía en ofrecer a su país una renovación de alto nivel de todas las instituciones. Defiende la justicia y la seguridad del ciudadano y lamenta que este último es uno de los puntos débiles de Egipto.  “Quiero que el egipcio pueda salir a la calle con total tranquilidad. Los ciudadanos han de tener sus derechos y cumplir con sus deberes”.

En cuanto al futuro, no duda de que su país tendrá un liderazgo justo y fuerte: “Egipto tiene todas las posibilidades de hacer del ciudadano de a pie, el más feliz del planeta”. Y para conseguirlo apuesta por ganar unas elecciones que recuerda están a la vuelta de la esquina: “Cualquier persona que se presenta con una candidatura y tiene una campaña debe de creer en el éxito, si no,  no vale la pena presentarse”.

Reconoce que el sectarismo religioso que reina en el país es un problema, pero añade optimista que todos los problemas en cualquier lugar del mundo tienen solución. “Lo que necesitamos es buscarla y encontrarla,  para ello tenemos que sentarnos a hablar”. Afirma que Hosni Mubarak no controlaba esa realidad, aunque añade que la responsabilidad de resolverlo era de las instituciones. “No he tenido contacto alguno con Mubarak en los últimos meses, pero sí con mi colega el general Omar Suleiman, él no está imputado ni juzgado por nada.

Gemma Rodríguez Betrian es licenciada en Ciencias de la Informacion por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es responsable del área de internacional y sociedad en ABC Punto Radio. Trabajo en Onda Cero, Europa Press Aragón e Intereconomia Televisión entre otros. Especialmente comprometida con los temas sociales y los conflictos internacionales. Colabora puntualmente con el diario ABC.

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.