ENTREVISTA GEA – FORGES

Tiene la virtud de denunciar los problemas e injusticias con una sonrisa y cuatro trazos. Forges sobrevivió como dibujante de viñetas de humor al franquismo y es, desde hace décadas, un emblema del humorismo en España. Los únicos con los que no se muestra benévolo son los codiciosos que manipulan un sistema económico desequilibrado. Cree que hay que saber reír ante la adversidad e, insiste, que los humoristas hagan “pensar, pensar, pensar…” al respetable.

.

Forges.

Ilustración a partir de una fotografía de Asier Reino.

.

Por Cristina M. Sacristán para GEA PHOTOWORDS

 

Antonio Fraguas, Forges: “Hasta que no seamos honestos con los demás, tendremos lo que nos merecemos”.

Bilbao. El DNI de Antonio Fraguas, Forges, asegura que tiene 70 años, pero su cara risueña, su cercanía y su inteligente forma de retratar las cosas lo convierten en alguien que desprende mucha jovialidad. De modo que charlar con él produce cierto efecto de spa, resulta reconfortante. Fiel a sus principios, humilde y simpático, no parece dar mayor importancia a su largo curriculum de trabajos para diversos medios de comunicación, películas, series y libros. Actualmente está participando de forma muy activa en el Instituto Quevedo del Humor, en Alcalá de Henares, y desarrollando una saga de cómics de humor terror sobre Drácula y Frankenstein. Los presentó en el festival internacional de humor La Risa de Bilbao, hace unos días.

 

¿Humor-terror?

Eso es, estamos haciendo la colección de humor gráfico referido al terror. Alfonso Azpiri dibuja formalmente lo que es el cómic, digamos en serio, y yo hago el monstruo. Los personajes de él hablan con sus bocadillos y los monstruos, con los míos.

 

Qué divertido, ¿no?

 

Es muy divertido hacerlo. Y el resultado editorialmente parece que va bastante bien.

 

 ¡Qué bien! En estos tiempos eso es mucho…

 

Bueno, cotilleo que te paso, por lo visto ahora en el mundo editorial lo que funciona es el cómic. Tiene un público fiel; a lo mejor son 8.000 sólo en toda España, pero esas 8.000 personas compran todo lo que sale. Pasa como con los cazadores, ¿sabes cuántas revistas de caza hay?

 

Sí, eso es una religión…
Una religión. Entonces, con que haya 3.000 que las compren, en catalán, euskera, gallego… Y eso funciona siempre.

 

Repites con La Risa. Supongo que te apetecía, pues participaste en ‘Hermano Lobo’ y en ‘La Codorniz’. ¿Cómo ves la evolución del festival?

 

Sí, claro. Aquí hay gente espectacular, como Chumy Chúmez. En La Codorniz estuve muy poco. El año pasado lamentablemente no pude venir, por follones laborales, familiares… Pero me he dado cuenta de que en este impasse el festival ha pegado un estirón tremendo pese a la teórica falta de presupuesto, que supongo que habrá como en todos los sitios. Ya sabes que todo lo referido a lo cultural…

 

Buenooo… la hermana pobre.

 

Eso es, y nuestros dilectos economistas –supongo que no se asustarán por el término– no saben que la tercera industria económica del Estado es la cultura. Entonces aquí se está dando el hecho curiosísimo de que se potencia el turismo, la construcción de vehículos, todo, menos la cultura. Y ahora le recortan lo poco que había.

 

Ya estaba abofeteada y ahora más.

 

Ahora, varias bofetadas y con las dos manos (risas).

 

En un viaje a Noruega comprobé que sus ciudadanos son tan cultos como los de ‘Ciudad K’, y sus abuelos cantan el ‘Take on me’ en inglés con facilidad… ¿Por qué nos quedamos tan atrás aquí?

 

Mira, es un lugar paradigmático. Es un conjunto de pueblos muy reducido, hablando en plan tribal cuatro o cinco, y son muy poca gente, en torno a 5 millones. Y de los países nórdicos son los tíos con más sentido del humor. Tengo varios amigos noruegos…

 

Incluso para hablar de Breivik no hay beligerancia.

 

¿Sabes qué dicen ellos?: “Somos tan pocos que si encima nos vamos a regañar…”.

 

¡Muy bueno!

 

Claro. El tiempo que coincidamos todos estemos lo más distendidos y alegres posibles. Son gente muy divertida, pero yo oyéndoles sus chistes y sus cosas estoy oyendo chistes de aquí.

.

©  Forges

.

Me dice un editor que necesitamos leer para pensar y para leer, el ambiente propicio. ¿Aquí gritamos mucho para leer con concentración?

 

Es terrible, es lamentable pero es así. En la televisión el único programa de humor en el que no se grita excepto cuando es necesario es curiosamente Vaya semanita. O sea, el tono es normal. El resto es gritando, diciendo tacos y todos seguidos, que no hace falta. Por qué aquí la risa se intenta asociar a lo bazofioso…

 

Y ‘Ciudad K’ lo dan cuando estamos roncando…

 

Es que es así, no vaya a ser que nos demos cuenta… Hay una cosa que es muy complicada: ahora mismo la gente necesita ver la vida desde un punto de vista humorístico porque es la mejor defensa, ¿no? Pero luego está el enterado, con una excepcional posición a la hora de diseñar la economía, que está jorobando a todo el mundo, que se presenta delante de los medios de comunicación con una sonrisa de oreja a oreja, que es lo que no hay que hacer nunca. Muchas veces se confunde la risa humana con la de la hiena.

 

Precisamente te iba a preguntar si en estos momentos críticos es cuando hay que saber reírse…

 

Claro, saber reírse y saber dónde se ríe uno y en qué momento.

 

Los mandatarios recortan salvajemente mientras los parlamentarios gozan de sueldos vitalicios y grandes privilegios, doblando en número a los políticos alemanes. Sí que saben reírse, pero de nosotros…

 

Pero también hay que decir una cosa: Los políticos, en un porcentaje muy elevado, actúan como nosotros. Aquí el problema es de comportamientos colectivos. Suena muy duro, pero hasta que no seamos honestamente éticos con los demás seguiremos teniendo lo que nos merecemos. Aquí es un deporte nacional hacer trampas. Cuando estalló lo de Roldán, se lo comenté a una tata (escenifica), se quedó pensando y me dijo: “Qué va a hacer el hombre, si lo ponen donde hay”.

 

Eso es como lo de “Estaba muy desnuda, la tuve que violar”.

 

Claro.

 

La crisis parece el pretexto perfecto para despedir y para las malas caras y la falta de educación, no para la creatividad…

 

Claro, además está mal vista la creatividad, porque tarde o temprano acaba diciendo verdades. Y las verdades no están bien vistas nunca.

 

Hablando de concentración, ¿tienes tu ático, o un sitio tranquilo para inspirarte?

 

No existe un lugar con más follón que un control de televisión en directo. Pues yo ahí dibujaba tradicionalmente.

 

Como las redacciones periodísticas.

 

Lo ideal es estar en el mogollón de lo que se está armando. Yo dibujo en la mesa del comedor de mi casa, con la radio puesta, la tele si hay partido del Athletic… Últimamente la pongo de medio lado, para no llevarme sofocones, ja, ja.

 

Desde Bucarest te habrás quedado hecho polvo…

 

Sí, pero te voy a contar una cosa para que lo sepan los del Athletic. Hace años, El Chopo me dijo que no andaban tarde, sino que tenían mucha vida interior. De aquella lección de humor me acuerdo mucho.

.

©  Forges

.

¿Es fácil hacerte reír?

 

Sí, ¡facilísimo! Hace muchos años iba a rodar una película, y en una escena al portero de una discoteca le tiraba las llaves el tío de un coche y las recogía, y pensé ¿Por qué no me lo hace Iribar?. Y fuimos Pilar y yo al entrenamiento. Pilar, de 8 meses de mi hijo Toño, y Kubala tirando penalties al Chopo. El Chopo las cogía todas. Oye, José Ángel, perdona el coñazo, necesito que hagas un papel. El hecho es que un fotógrafo de la agencia Efe nos preguntó ¿Tenéis inconveniente en tirarle un penalti a Iribar? Y Pilar apareció en la foto, lanzando, y él tirándose para el otro lado.

 

Pilar y tú habéis hecho cosas muy divertidas juntos, como el libro que presentasteis hace dos años. ¿El humor es un buen pegamento para que una pareja perdure con alegría?

 

47 años de perduración sólo pueden ser con humor, porque si no es imposible.

 

Sí, cuando te encuentras en un restaurante a una pareja, él mirando hacia un lado y ella hacia el otro, sin nada que contarse.

 

Pero eso es más terrible dentro de un coche, mirando cada uno para un lado, incluso el que conduce, y se pueden dar una torta (risas). Es terrible.

 

¿Y por qué nunca te presentas a concursos? ¿Para democratizar el humor gráfico?

 

Es que yo soy muy malo dibujando, y los premios se los dan a los buenos. Ya gané el de redacción en mi ingreso de bachiller y con eso me doy por satisfecho.

 

Siempre dejas muy clara tu reivindicación de Haití, ¿como un estandarte de Darfur, Congo, Somalia u otras naciones vapuleadas?

 

Es cierto que las hay, pero hay un fenómeno que nadie ha advertido: por qué el cinturón del hambre coincide con países que han sido ex colonias francesas. El Sagel, parte central de África, con la mayor hambruna actual. Haití está despoblada completamente de árboles. Desde Google maps se ve marrón. Todos los bates de béisbol desde el siglo XIX son de madera de sus árboles. Eran oligopolios yankies, que la deforestaron absolutamente. El tesoro nacional de Haití está en el First National Bank bajo siete llaves sin que nadie haya podido conseguir que se devuelva. En Mauritania hay una hambruna absoluta. Las islas polinésicas son las de peor nivel de vida de todo el Pacífico. Es muy triste, ¿por qué no se han dado cuenta los sociólogos? ¿Dónde está el fallo? Yo no lo sé.

 

El Rey también dice cosas graciosas, como cuando pidió perdón por andar cazando elefantes con el erario público. Sigue siendo portada en El Jueves, con Mahoma. ¿Este sería uno de los pocos medios sin pelos en la lengua actualmente?

 

Hay una cosa que quiero expresar. Se muestra la corona como uno de los gravísimos problemas de la situación general, el mundo taurino, la mala situación de ciertos equipos de fútbol… pero aquí nadie habla de la banca, de los oligopolios. Queridos compañeros y amigos humoristas de todo el mundo: tenemos la obligación de saber muy bien lo que hacemos, lo que decimos y cómo lo decimos. Lo segundo: en estos momentos en una determinada cultura del mundo hay una zona que tiene inquisición. La creación se produce en 1250 d. C. ¿Serías capaz en el año 1400 de hacer un chiste sobre Torquemada?

 

Hombre, si quiero ver rodar mi cabeza, sí…

 

Claro. Además es tan residual y desaparecedera que está esperando que se metan con ella para resurgir otra vez. Entonces, ¿qué hay que hacer? Que les den morcilla. Punto. Segarles la hierba debajo de los pies, con conquistas sociales para esa gente oprimida, para que no salgan de ellos esos profetas. (Es que a veces parece que algunos profesionales no han leído un libro en su vida).

 

¿Los humoristas tienen que ser acicate de cultura y de conciencia?

 

Sobre todo de pensar, pensar, pensar. Que la gente deduzca, que saquen sus conclusiones. Amarillas, rojas, azules… Pero que piensen.

 

En el franquismo lograste sortear la censura, ¿no?

 

Con la dictadura había que crear un lenguaje codificado, con eufemismos. Era un trabajo ímprobo. Aunque la censura supiera que era un pensamiento disoluto, no podía hacer nada. Con Franco había cosas imposibles de decir y las decías.

 

¿Y te has autocensurado alguna vez?

 

Yo lo que he hecho ha sido trabajar como una bestia para decir lo que quería decir. Si quieres decir la banca es tal o cual, y lo dices así, allá tú. Es absurdo que digas una gilipollez de ese pelo aunque sea cierta. Hay que buscar la fórmula.

 

Tras el 20-N, y especialmente el 25-S, ¿has sentido algún revival de la época franquista?

 

Bueno, es una cosa… Había una pancarta que coincidía con un dibujo que hice hace años, que decía ‘Franquismo dimisión’. Y es que todavía hay gente en el poder que tiene comportamientos franquistas. Y algunos no lo saben.

.

Cristina Martínez Sacristán, nació en Bilbao y es periodista. Vinculada desde los 90 al periódico Deia, ha trabajado en radio, en una productora audiovisual y para editoriales, en inglés y en castellano. Actualmente colabora con revistas especializadas y con radios. Estuvo con los primeros ‘indignados’ en Wall Street y recientemente ha realizado una investigación sobre La Maleta Mexicana. Acaba de regresar de hacer unos reportajes en Noruega y estuvo con los primeros indignados de Wall Street”.
.

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.