ÁNGEL LÓPEZ SOTO EN CONAKRY

Desde el pasado 16 de enero, en Conakry -capital de Guinea Conakry-, puede visitarse la exposición de fotografía de uno de los fundadores de GEA PHOTOWORDS, Ángel López Soto. Con el título “Femmes et Espoir” (Mujeres y Esperanza) una serie de imágenes ilustran la realidad de las mujeres en un país con verdaderos problemas de género. El trabajo fue hecho por el fotógrafo el pasado mes de noviembre, en uno de los momentos más conflictivos que ha vivido el país en el último año. La exposición forma parte de un proyecto que se enmarca en las acciones que desarrolla la ONU para erradicar la violencia de género en el país.


FOTOS  ©  Ángel López Soto, miembro de GEA PHOTOWORDS

.
Por COCHÉ ECHARREN para GEA PHOTOWORDS


El interés en colaborar con un proyecto de la ONU, en el problema de la violencia de género y desde luego en África, fueron razones de peso para que Ángel López Soto aceptara este trabajo, tras saber que había sido seleccionado. La UNFPA (United Nations Population Fund), le encargó esta serie de fotografías que se exponen en el Centro Franco Guineano de Conakry “por la calidad y seriedad de su trabajo y por su preocupación por los temas de desarrollo, así como por su visión artística”.
Sin embargo lo que ocurrió desde el momento de la selección hasta el actual, en que las imágenes están teniendo la mejor acogida por parte del público guineano, no fue tan sencillo. López Soto viajó al país en el momento en que daban el resultado de las elecciones. Y desde el primer momento supo que las cosas iban a complicarse. “La primera mañana casi me arrestan por hacer fotos frente al puerto”, relata. Días despues se decretó el toque de queda. A partir de las cinco de la tarde nadie podía salir a la calle. Desde su habitación del hotel el fotógrafo podía oír el alboroto de la gente, los vehículos pesados del ejército recorrer las calles y tiros esporádicos. En la UNFPA nos cuentan que se trataba del momento más tenso vivido por el país debido a los conflictos inter –étnicos desatados al conocerse los resultados de las elecciones. Hoy López Soto cuenta que su “trabajo estuvo limitado. Naciones Unidas tiene un protocolo de seguridad muy estricto”. Y por eso, por ejemplo, se suspendió parte del itinerario previsto y debió adelantar su vuelta. No hubo viajes al  interior del país. Todas las imágenes fueron realizadas en la capital.

.
Sin embargo las fotografías tomadas en medio de ese caos forman hoy una muestra magnífica en el Centro Franco Guineano de Conakry. Le pido a López Soto que elija una de esas treinta imágenes y se queda con la de unas mujeres, prostitutas, sentadas, apoyadas en una pared que esperan la visita de un médico. La elige porque “deja ver su fragilidad en un ambiente lúgubre”. Son fotografías muy reales, expresivas, muchas retratan temas de denuncia pero en todas el color vivo impide que lleguen a ser trágicas. Si hay un elemento común es que siempre la luz parece provenir de la mirada, el gesto, o el movimiento del cuerpo de los retratados. Desde la UNFPA las describen así: “las fotografías muestran una espontaneidad y naturalidad que corresponde con la realidad del país: la gente sigue su vida, hay sonrisas, se ve a mujeres trabajando. Permanece la esperanza”.

.
La exposición forma parte de un proyecto ideado por la ONU cuyo “principal objetivo es la sensibilización sobre la violencia de género”. En estos días se celebran conferencias, un ciclo de cine y un concurso de cuentos. Con esta muestra fotográfica se “pretende introducir la noción de arte”. Guinea Conakry es un país en el que los problemas de género están a la orden del día. Así lo describen en la UNFPA: “En Guinea, la población está constituida de más de 51% de mujeres. A pesar del peso demográfico mayoritario y de las acciones llevadas a cabo en término de legislación y de sensibilización, las mujeres tienen aún un estatus inferior. La alfabetización de los adultos es del 14,1% para las mujeres contra el 45,7% para los hombres, y la situación escolar se caracteriza por la persistencia de desigualdades entre la escolarización de niños (66%) y niñas (40%). A esto se añade el crecimiento de las violencias de género y la persistencia de prácticas nefastas como las mutilaciones genitales femeninas y la ablación. En el plano económico, la marginalización de las mujeres se ve en el nivel de acceso a los factores de producción, particularmente en la agricultura. Algunas tradiciones culturales dan al hombre el poder de decisión y la participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones políticas y su representación en la administración y órganos es marginal respecto a su nivel de movilización sociopolítica. Los instrumentos normativos y jurídicos internacionales y nacionales aún no repercuten en el día a día de las mujeres”.

.
El nuevo gobierno, elegido por votación popular, apoya a las mujeres. Desde la UNFPA nos informan de que “en efecto aparecen en el programa varias acciones que van a favor de las mujeres, como la gratuidad de los cuidados de salud y la facilidad para que obtengan créditos bancarios”.
La esperanza es real. Hoy las fotografías de Ángel López Soto pueden verse en el Centro Franco Guineano de Conakry, bajo el título “Mujeres y Esperanza”.

COCHÉ ECHARREN, es periodista y escritora (Enganchadas, Plaza y Janés) y autora de relatos breves (Cuentos Republicanos o Lo que los hombres no saben -ambos de MR-). Colaboradora habitual de Marie Claire y GEA PHOTOWORDS.

.

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.