LAURA DE LUIS – PORTAVOZ DE SURVIVAL INTERNATIONAL

Laura de Luis es portavoz de Survival International en nuestro país. Ella es la responsable del área de comunicación y de prensa de este movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales en España. Desde el comienzo de su andadura Laura siempre ha tenido muy presente la injusticia en la que, en pleno siglo XXI, viven sumidos estos pueblos. A muchos de ellos aún no se les han reconocido sus derechos fundamentales. El desconocimiento de su cultura y de su agravada vulnerabilidad junto con los oscuros intereses y el lucro económico se han convertido en las principales amenazas para estos grupos humanos que están extinguiéndose debido al exterminio que hoy en día continúan sufriendo.

 

 drc-pyg-ke-28_article_column

Pigmeos en la República Democrática del Congo.

Foto © Kate Eshelby/Survival

 

Por Ana de Gracia para GEA PHOTOWORDS

 

En este verano se ha producido uno de los últimos contactos de indígenas aislados con el mundo exterior. En concreto siete de ellos contactaron con la comunidad asháninka ya sedentarizada en la frontera entre Brasil y Perú. ¿Desde cuándo estos pueblos aislados indígenas se ven obligados en los últimos tiempos a desplazarse de sus tierras?

La situación es realmente preocupante. A lo largo de los siglos se han ido produciendo estos contactos. A veces de forma deseada y otras de manera forzada. Son pueblos que siguen manteniendo su modo de vida tradicional. Son personas totalmente conscientes del entorno y del mundo que les rodea (el mundo exterior) así como del daño que este contacto puede llegar a ocasionarles (y que ya les ha ocasionado a antepasados o comunidades vecinas). Esto ha hecho que hayan decidido mantenerse en aislamiento voluntario. Se trata de un factor muy importante que hemos de tener en cuenta.

Es cierto que en los últimos meses hemos visto cómo algunos grupos han emergido y establecido contacto. No obstante, lo preocupante en este aspecto es la razón por la cual han establecido contacto. Según los datos que tenemos sobre todo en relación al caso del grupo indígena que recientemente ha contactado con la comunidad nativa asentada asháninka, en el lado brasileño de la frontera con Perú, todo parece indicar que venían huyendo de una persecución que se produjo en territorio peruano. Es decir, son grupos indígenas aislados procedentes de Perú que vieron cómo sus tierras estaban siendo devastadas y algunos de sus integrantes fueron, al parecer, asesinados por madereros ilegales y/o narcotraficantes.

 

¿Cuáles son los intereses que se esconden detrás de las amenazas contra los nativos?

Todos los intereses tienen un factor común. El dinero. Estas amenazas vienen precisamente por la dramática situación en la que viven los pueblos no contactados. Se debe a que sus tierras y sus recursos son anhelados por diferentes tipos de negocios (industria maderera, petrolera…). La historia se repite pues tal y como ya ocurrió en su momento con el boom del caucho nuevamente las atrocidades cometidas en aquel capítulo oscuro de nuestra historia se están produciendo dando lugar a las mismas consecuencias. Por ello se fuerza en muchas ocasiones el contacto. Y en la mayoría de los casos el mismo da lugar a la muerte de un porcentaje importante de los nativos debido a la violencia y a la escasa inmunidad que presentan ante enfermedades comunes para nosotros puesto que ellos nunca las han padecido. Aquellos que sobreviven se ven obligados a vivir en unas condiciones de marginalidad y miseria muchas veces fuera de sus tierras y totalmente dependientes de las limosnas de los gobiernos.

 

¿Qué han hecho las autoridades peruanas y brasileñas para frenar esta injusticia? ¿Y el resto de potencias mundiales?

En este caso en concreto hablaríamos de dos gobiernos implicados: Brasil y Perú. A raíz de las denuncias de Survival (www.survival.es) y de pedirles que trabajen de forma continua en esta zona fronteriza el pasado mes de marzo coordinaron una actuación conjunta para cooperar en el límite transfronterizo para monitorear y proteger los territorios de estos pueblos. No obstante, en la práctica no se han visto resultados.

En Perú se vive una situación preocupante derivada de los últimos contactos que se están produciendo como el de los mashco piros, los cuales, están comenzando a dejarse ver en grandes grupos cuando buscan alimento. Ante las peticiones urgentes que se han realizado por parte de la organización de indígenas amazónicos FENAMAD en territorio peruano y a raíz de las peticiones urgentes de Survival International junto con las miles de firmas enviadas por los simpatizantes se ha conseguido que el gobierno de Perú cree un comité para abordar la situación. No obstante, me gustaría matizar que aunque se trata de un paso esto no es suficiente. Lo que se necesita concretamente es que en el territorio de la reserva Madre de Dios donde la tribu mashco piro ha sido vista recientemente el gobierno aumente la cantidad de hectáreas del territorio para esta comunidad junto con la contratación de un equipo de expertos con competencia suficiente que se encargue de la detención y vigilancia a los madereros ilegales y narcos que traten de acceder a la región.

 

LL_awa

Laura de Luis.

Foto ©  Survival  International

.

¿Dónde se encuentran estas comunidades que acaban de tener contacto con el mundo exterior?

Hace ya unas semanas que en Survival no tenemos datos recientes por parte de FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del gobierno brasileño, sobre cómo está la situación en este preciso momento. Lo que sí sabemos es que a raíz de ese primer contacto muchos regresaron a la selva una vez denunciada su situación. La situación es muy delicada porque al atravesar estos nativos la frontera y llegar a tierras indígenas brasileñas reconocidas pueden entrar en contacto con otros grupos nativos aislados y pelear por los recursos de esos territorios. Sabemos que el primer grupo regresó a la selva aunque volvió a buscar contacto porque varios habían enfermado. En ese sentido, según nos consta el departamento de indígenas del gobierno brasileño actuó rápidamente. Sabemos que han regresado con su grupo pero no nos consta que hayan vuelto a Perú según las informaciones de las que disponemos.

Por ello es sumamente importante que se reconozcan y se respeten sus derechos territoriales así como la protección de su salud.

 

¿Podemos llamar masacre a lo que está ocurriendo con respecto al desalojo de los indios de sus tierras en la frontera con Perú y Brasil?

En el caso de los indígenas aislados no contactados no solo organizaciones como Survival han confirmado esta masacre. Reconocidos antropólogos aseguran que se enfrentan al genocidio y al exterminio. Es alarmante que en el siglo XXI comunidades enteras continúen desapareciendo. Hay casos sangrantes como el llamado “el último de su tribu”, un indígena de Brasil cuyo pueblo fue exterminado y él fue el único superviviente. Sabemos de su existencia por el departamento de asuntos indígenas brasileño que va haciendo un seguimiento y a veces encuentra dónde ha estado. Este indígena rechaza el contacto debido a la terrible tragedia que sufrió su pueblo. Hay otro caso sorprendente en Brasil, los akuntsus: solo quedan cinco supervivientes. El resto de la comunidad también fue masacrada. Estos ejemplos son casos que han sucedido en los últimos años. Se trata de un genocidio silenciado y silencioso. Cuesta mucho dar a conocer lo que les está pasando. Cuesta mucho hacer que se sepa la gravedad de su situación. Y cuesta mucho que los gobiernos se tomen en serio su compromiso para con los indígenas.

 

Algunos de estos pueblos aislados son descendientes de aquellos a los que no les quedó más remedio que huir de las matanzas y ataques perpetrados contra los nativos por la fibre del caucho ¿Quedan muchos de estos pueblos indígenas totalmente aislados en la Amazonia?

La Amazonia es el lugar con la mayor concentración de pueblos indígenas aislados de todo el planeta. Según las cifras que manejamos tenemos ubicados aproximadamente a un centenar de ellos. En Brasil habría más de 77 grupos y en Perú se calcula que habría por los menos unos 15. También existen en más zonas como en Colombia o Ecuador, entre otras.

 

¿El hecho de que estos casos hayan sido publicados por organizaciones como Survival International está ayudando a la internacionalización de esta causa?

Sin ninguna duda. Desde Survival llevamos trabajando 45 años por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y tribales y varias décadas trabajando por los derechos de los pueblos indígenas no contactados. Hace unos años era muy difícil desarrollar campañas por estos pueblos pues hasta hace muy poco en países como Perú se afirmaba que los pueblos indígenas aislados no existían. Por ello podemos afirmar que hemos avanzado en este sentido. Ya nadie se atreve a negar su existencia. Cierto es que, a pesar de estos pequeños pasos, aún es alarmante y muy lamentable que en pleno siglo XXI sigamos viendo cómo estas personas son perseguidas. Se ha evolucionado mucho a nivel normativo y legislativo. Existen herramientas que a nivel jurídico son muy valiosas como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que reconoce los derechos de los pueblos indígenas y tribales y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas pero que a diferencia del Convenio no es vinculante. Cada vez más países deciden unirse a estas iniciativas y van desarrollando más herramientas legislativas para reconocer los derechos de estas personas. No obstante, lo que falta es que todo esto que ya está sobre papel realmente se lleve a la práctica. Hemos de escuchar a este grupo humano. Ellos son los mejores guardianes de sus tierras y tienen las respuestas a muchas de nuestras preguntas que necesitamos para seguir desarrollándonos de una forma sostenible y así asegurar nuestro futuro; el futuro de todos.

 

Enlace a la página web de Survival España

Ana de Gracia, es estudiante de Periodismo en la universidad Carlos III de Madrid. Actualmente vive en Sao Paulo, donde ultima sus estudios. Apasionada por el mundo de la corresponsalía, los viajes y los movimientos sociales. Ha trabajado en radio durante tres años en la rama del periodismo cultural en España así como para otros medios de comunicación digitales cultivando el género de la entrevista con personalidades del panorama actual de la cultura y de la política.

 

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.