PLAYAS SIN PLÁSTICOS

Clean Ocean Project organiza jornadas de limpieza en las playas de Canarias, en puntos del litoral sur español como Cádiz, Tarifa y Almería y también acciones puntuales en Marruecos. La iniciativa surgió en 2002 en Fuerteventura, tras ver la cantidad de basura que se acumulaba en la costa norte de la isla sin que nadie actuase. Plásticos de todo tipo, vidrios y colillas son los residuos que más recogen en las playas en las batidas de limpieza. 

 

ssss

Bolas de plástico descompuesto por el mar. Playa de La Vega, Asturias.

FOTO  ©  Ángel Cano

.

PLAYAS SIN PLÁSTICOS 

Por María Álvaro Navarro para GEA PHOTOWORDS

 

Plásticos, colillas, latas y hasta los objetos más insospechados acaban siendo, por desgracia, parte del paisaje de las playas de todo el mundo. Y las playas españolas no se libran de ello. Según la Asociación Vertidos Cero en las playas españolas podemos encontrar por cada 100 metros 130 residuos pequeños y 70 grandes cada kilómetro.

La lenta degradación de materiales como el plástico, que puede tardar miles de años, hace que este pueda permanecer inalterable en los fondos marinos o en tierra firme afectando al medio ambiente y a la flora y fauna del lugar. La fabricación de plásticos en cambio no cesa de crecer. Según Werner Boote, director del documental Plastic Planet con todo el material plástico fabricado hasta el momento por el ser humano, se podría envolver hasta con seis capas la Tierra como si de un regalo se tratase. Muchos de los plásticos que llegan a las costas o que quedan en los océanos se desintegran en minúsculos trozos lo que supone un peligro para los ecosistemas y para la fauna ya que muchos animales llegan a ingerirlos provocando la muerte de muchos de ellos. Las colillas son otro de los elementos que más se encuentran en las playas, tardando estas más de diez años en degradarse sin olvidar además, la contaminación que provocan sus componentes químicos (alquitrán y nicotina).

 

CLEAN OCEAN PROJECT

Ser parte de la solución fue la motivación de un grupo de amantes del surf y la naturaleza por la que crearon Clean Ocean Project hace ya más de doce años. Viendo la cantidad de residuos que se acumulaban en la costa norte de Fuerteventura, en especial plásticos, decidieron que su forma de protesta sería a través de la acción directa. Desde 2002 organizan jornadas de limpieza para concienciar a través de sus acciones a la sociedad y a la vez presionar a gobiernos y empresas a que se impliquen en el tema.

Han realizado acciones en playas de las Islas Canarias, Cádiz, Tarifa, Almería y hasta varias labores de limpieza puntuales en Marruecos. “Antes de culpar esperando sentados ver un cambio, preferimos actuar. Motivamos a las personas a seguir organizando acciones aunque no estemos nosotros. En nuestra web explicamos cómo cada uno puede organizar sus propias jornadas de limpieza en su playa favorita y ser parte del cambio” así lo cuenta Wim Geirnaert fundador de Clean Ocean Project. Proponen tres sencillos pasos que deberán seguir aquellos que quieran realizar la limpieza de una playa en cualquier lugar del mundo. Publicitar la acción será el primero, invitando a toda la comunidad de la zona a formar parte del equipo, seguido por pedir apoyo técnico a las instituciones gubernamentales del municipio o la ciudad donde se vaya a actuar y por último, subir algunas fotos de la acción a las redes sociales para de esta forma animar a mucha más gente a hacerlo.

Guantes y cubos para recoger los residuos son los elementos necesarios, además del ingrediente principal que son voluntarios y voluntarias con mucha motivación y ganas. En las acciones participan además vecinos de la zona, pescadores e incluso bañistas que de forma improvisada se unen a los grupos de limpieza. Y como el futuro del medio ambiente está en manos de las nuevas generaciones, los más pequeños también son parte del proyecto.

 

Fuerteventura. Playa Majanicho (3)

Recogida de basura en la playa Majanicho, Fuerteventura. 

FOTO  ©  Clean Ocean Project 

.

Sus proyectos también van destinados a crear una responsabilidad social empresarial y una conciencia medio ambiental y están centrados sobre todo en el tema de los residuos plásticos. “No vemos lógico que una multinacional como Nestlé o Coca Cola pueda vender productos en embalajes contaminantes para el medio ambiente sin tener que preocuparse por ello. Es importante la responsabilidad de las empresas. En el consumidor no puede recaer toda la responsabilidad aunque es muy importante su concienciación”, destaca Wim Geirnaert. Desde Clean Ocean Project destacan la necesidad de luchar contra el uso de objetos con poca vida útil y que tardan mucho tiempo en degradarse como los plásticos, en especial las bolsas. Además señalan la “ineficiencia del reciclaje en España”, que definen como solo “una forma de dar una buena imagen medio ambiental”.

El proyecto recibe apoyo gubernamental en cuestiones técnicas puntuales que no requieren grandes presupuestos, como recoger los kilos de basura de las jornadas de limpiezas o proporcionarles bolsas y cubos. El problema según los fundadores del proyecto viene cuando se les pide colaboración para proyectos más concretos donde se necesitan más fondos. “Tenemos más apoyo de personas, empresas y profesionales del mundo de la comunicación como el fotógrafo Mario Entero que realizó una reportaje fotográfico en apoyo a acciones contra las prospecciones petrolíferas junto con Save Canarias”, señala Wim Geirnaert.

Actualmente están luchando junto con otras organizaciones medio ambientales a nivel autonómico y nacional por el NO a las explotaciones petrolíferas de Repsol en Canarias. En la plataforma savecanarias.org han conseguido más de 208.000 firmas en contra de que la multinacional petrolera se instale en las islas.

“Seguiremos con la campaña a nivel nacional e internacional hasta que se pare esta amenaza innecesaria para las Islas Canarias y el Atlántico. No queremos convertirnos en los limpiadores voluntarios de Respsol y el Ministerio de Industria cuando ocurra un vertido, como ya está sucediendo desde hace días en Gran Canaria en la Playa de El Cabrón. Al final son los voluntarios los que limpian el crudo sin protección y poniendo en peligro su salud. Canarias es un lugar perfecto para utilizar energías renovables. Estas si crean puestos de trabajo y mejoran la economía sin poner en peligro al medio ambiente. Además Repsol es una multinacional con un historial importante de vertidos, también en España” recalca Geirnaert.

La solución del problema está en manos del culpable, el ser humano. Un nuevo modelo de consumo y de producción donde prime el medio ambiente. Unos ciudadanos y ciudadanas que se alejen del modelo de usar y tirar y apuesten por lo reutilizable, por el reciclaje y por el cuidado de la naturaleza.

 

María Álvaro Navarro. Periodista valenciana afincada en Madrid. Está dedicada a la comunicación de temas sociales. Ha trabajado en el departamento de comunicación de Cruz Roja Española y en Greenpeace España. También ha trabajado en el programa Medi Ambient de la televisión autonómica valenciana y ha colaborado realizando reportajes con diferentes asociaciones medioambientales. 

 

, , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.