QAHERA – LA HEROÍNA QUE PATRULLA LAS CALLES DE EL CAIRO

Qahera es la súper heroína creada por la bloguera egipcia Deena Mohamed. Su nombre lo toma prestado de la capital del país de los Faraones. Enfundada en un hijab, Qahera patrulla las calles de El Cairo luchando contra el acoso sexual, al mismo tiempo que denuncia la falta de acción de las autoridades para combatirlo. Espada en mano, salva a las asaltadas y da una lección a los agresores. Este cómic, fruto de la primavera árabe, y que narra las andanzas de una mujer musulmana contra la misoginia y la islamofobia es todo un fenómeno viral y cuenta ya con más de un millón de seguidores.

qahera3

 Qahera patrulla las calles de El Cairo luchando contra el acoso sexual.

Ilustración ©   Deena Mohamed

.

QAHERA, LA HEROÍNA QUE PATRULLA LAS CALLES DE EL CAIRO

Por Mercedes Íñiguez Quintela para GEA PHOTOWORDS

 

“Todo empezó como una broma entre amigos. Estaba siguiendo la revolución del 25 de enero y me fastidiaron mucho las noticias sobre las molestias sexuales contra las manifestantes. Me imaginé que tenía poderes extraordinarios para salvar a esas mujeres. Mi ensoñación de adolescente se ha transformado en tiras de cómic”. Deena Mohammed estudió diseño gráfico en la Academia de Bellas Artes de El Cairo y hace poco más de un año empezó a publicar un cómic en la web que cuenta las hazañas de una súper heroína. 

A sus 20 años, esta joven quiere romper como mejor sabe -dibujando- ciertos estereotipos de su cultura, como por ejemplo que el velo islámico, hijab, es símbolo de actitud sumisa hacia el hombre. “Lleva pañuelo porque combate la islamofobia que sufren las musulmanas y porque se representa tan poco el hijab que se deshumaniza a quienes lo llevan”, asegura. Deena lo ve como una herramienta importante en la lucha contra la islamofobia. “Las mujeres Hijabi llevan el peso de la islamofobia porque son visiblemente musulmanas. Todas las responsabilidades y los estereotipos del Islam se colocan sobre sus hombros. Esa es otra razón por la que sentía que Qahera tenía que usar un hijab. Quería contribuir a que esto cambiase de alguna manera.” En este sentido, el cómic puede ser una excelente manera de debatir asuntos que están burbujeando bajo la superficie, pero son complicados de discutir abiertamente.

El cómic está escrito en inglés y en árabe egipcio coloquial para poder llegar a una mayor audiencia árabe. El cómic, que se ha convertido en viral, trata del acoso sexual al que se ven sometidas las mujeres egipcias. La idea original e incluso provocativa de Deena ha tenido tal éxito que algunos editores ya le han ofrecido publicar libros.

A Mohamed le gusta que se pueda adoptar fácilmente una forma de arte generalmente requisado por los hombres occidentales y, al hacerlo, hace también una declaración sobre lo que son y lo que no se espera de las mujeres musulmanas (y también de Egipto).

Abordar esta cuestión es particularmente pertinente en un país donde un informe de la ONU de 2014, presentó la cifra de que el 99 por ciento de las mujeres egipcias sufren algún tipo acoso sexual. Es algo común en las calles, lugares concurridos, medios de transporte públicos y en el ámbito privado: en la propia casa. Deena pertenece a una de esas corrientes que están empezando a alzarse en Egipto contra esta situación utilizando diversas maneras de expresión artística para provocar un debate y un cambio social.

Mohamed es una chica con el pelo al viento que, sin embargo, defiende la elección de las mujeres musulmanas a ocultarse a sí mismas para contrarrestar – dice – “la rampante islamofobia en las sociedades occidentales”. Además añade que su mensaje es que las mujeres que sufren acoso sexual, incluso si llevan el velo, puedan luchar contra la discriminación y para que se den cuenta de que el velo no las protege de la violencia masculina, pero que esto ocurrirá sólo si se comprometen y se movilizan.

Las tiras, por supuesto, no han sido bien recibidas por los sectores más conservadores. La autora también recibió críticas por el uso de los cómics, un instrumento típicamente occidental, según sus detractores. “No conocen la historia de Egipto – responde Mohamed -. Las viñetas han aparecido en la prensa egipcia desde principios del siglo pasado, ¡que se actualicen!”

Su determinación, no solo luchar contra el acoso, sino también contra los estereotipos occidentales, es lo que la hacen distinta. La heroína también odia esas feministas occidentales condescendientes que piensan que las mujeres musulmanas necesitan su ayuda para ser recatadas y se ha propuesto como objetivo destruir “todos los estereotipos deshumanizadores y ridículos de las mujeres musulmanas que las presentan como oprimidas e indefensas.” Para su creadora “no es sólo una heroína amable salvando a viudas y huérfanos, utiliza sus súper poderes para deshacerse de la gente que la pone nerviosa. Además, es divertida, contemporánea y está orgullosa de ser musulmana”. Crear un carácter con estas cualidades tan poderosas no fue seguramente muy complicado para Deena que se inspiró en la fuerza que encontró en las mujeres que la rodeaban.

“Qahera existe porque representa todo lo que a mí me hubiese gustado ser y ha sido modelada parcialmente por las mujeres que veo a mi alrededor” Qahera y sus aventuras son, sin embargo, una mezcla interesante de asuntos islamofóbicos y misóginos en el mundo islámico y representa la lucha a la que se enfrentan cada día las mujeres para combatirlos. “La islamofobia hace muy difícil el poder criticar la misoginia sin que alguien, en algún lugar lo utilice como una excusa, sin coartar nuestra defensa o atentar contra nuestro deseo de “rescatarnos” admite Deena.

Deena Mohamed espera que Qahera pueda contribuir a mejorar la percepción de las mujeres islámicas y que sea una referencia positiva para todas las mujeres musulmanas que son ignoradas y deshumanizadas en las representaciones de los medios de comunicación.

 

Mercedes Iñiguez Quintela, licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Master en Periodismo por la Universidad de Barcelona y Columbia University de Nueva York. Ha vivido y trabajado durante 15 años en el extranjero y ha colaborado para medios como Il Sole 24 Ore, The Guardian, La Vanguardia o el Periódico de Catalunya, entre otros. En los últimos tiempos se ha especializado en temáticas de igualdad de género y derechos humanos. 

 

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.