SIRIA DESDE LEJOS (II)

Ya que los periodistas no pueden entrar en Siria, intentamos saber lo que está pasando dentro del país a través de sus exiliados. En esta segunda entrega, hablamos con el Doctor Turki,  presidente de la Asociación de Médicos Hispano Sirios de Cataluña que lleva tres décadas viviendo en Barcelona y acaba de perder a un sobrino horriblemente torturado por desertar del ejército. Nos confirma, con ejemplos claros y duros, que la represión del régimen de Al Assad continúa sin pausa y parece no tener fin.

.

Ilustración  ©   GEA PHOTOWORDS

.

SIRIA DESDE LEJOS (II)
Por Sergi Ribas para GEA PHOTOWORDS

 

.

El Dr. Turki es un oftalmólogo radicado en Barcelona desde hace más de 30 años. Casado con una catalana, ha sido presidente de la Asociación de Médicos Hispano Sirios de Cataluña. Organizan manifestaciones de apoyo al pueblo sirio y también cenas donde se recauda dinero “para ayudar al pueblo frente al régimen”. Quedo con él en el Centre de Oftalmología Barraquer, donde trabaja. El lugar de la reunión es imponente de por si. La recepción está llena de estatuas y obras de arte, lo que recuerda más a la entrada de un museo o un hotel que no a una clínica donde la gente acude a solucionar sus problemas de salud.

Pregunto en recepción por el Dr. Turki y en cinco minutos me viene a buscar un hombre vestido de traje que me invita a pasar a su despacho. Pregunta de dónde vengo, le doy referencias y  acto seguido me invita a sentarme frente a la mesa de su despacho para empezar a mostrarme su punto de vista sobre la situación que vive su país.

No tiene ni la belleza ni la oratoria de mi anterior interlocutora, pero goza de otro tipo de poder. Primero, el sentirse cómodo en un despacho que le da un estatus social que demuestra que la “revolución” que se está dando Siria es un fenómeno que no entiende de clases; además goza de estar en el “bando” legitimado por los medios. Quiere fuera del poder a “Al Asad y su grupo de matones”. Así, empieza hablando de los que han estado ostentando el poder durante los últimos  40 años: “los alauitas han tenido todo el control desde el golpe de estado del padre del actual presidente, y han gobernado con mano de hierro favoreciendo a su minoría religiosa. El pueblo llano ahora quiere libertad y democracia y lleva muchos años luchando para conseguirlo. El Presidente tiene que ser elegido por el pueblo y no impuesto sobre el pueblo”.

El doctor confiesa que él también estaba a favor de Bashar Al – Assad cuando cogió el poder de muy joven: “pensaba que iba a traer la prosperidad al pueblo por ser alguien que había estudiado fuera, en Londres, y traería democracia y libertad empezando así una nueva etapa. Pero no hizo nada de eso, al contrario, no ha hecho absolutamente nada por el pueblo más allá de seguir oprimiéndolo”.

 

HORRIBLES TORTURAS

 

Pregunto al Dr. Turki sobre las respectivas posiciones que cree que están tomando las potencias extranjeras. Su respuesta es resignada: “yo ya no creo en nada. Todas las potencias Occidentales han prometido mucho y no han hecho nada. Por eso el pueblo ha tenido que coger las armas aunque sea para defenderse de los ataques del régimen”. Esta resignación se mezcla con la rabia cuando me cuenta experiencias personales que ha sufrido y que sigue sufriendo: “Perdí a un sobrino en Agosto. Lo mandaron a una manifestación a matar gente y desertó con otros 23 soldados. Al cabo de una semana descubrieron donde se escondían y los mataron a todos después de ser torturados”. La tortura consistió en “atarlos a un tanque y arrastrarlos por las carreteras para que así el pueblo viera lo que pasa con los desertores. Mi familia ni siquiera encontró un trozo de carne para poderlo enterrar dignamente…”

Las palabras son estremecedoras y dan cuenta de la tragedia que se está viviendo en el país independientemente de quien tenga más o menos razón. “Cada vez que voy a Siria soy interrogado, y todo porque participe en una reunión de un partido político que está prohibido. Alguien pasó está información y a partir de ahí tienes que tener mucho miedo, ya que cualquier cosa que digas o hagas aquí (en España), aunque sea una critica constructiva, te puede llevar a la cárcel. Me tuve que reunir con el Embajador y darle explicaciones para que no me pasara nada”.

Su historia personal le sirve como reflejo de la situación de opresión del país. “Hay dieciséis tipos de Mukhabarat (seguridad de Estado) y ninguna de ellas está conectada entre si. Todas se odian. Yo salí en el 69 y no volví a Siria hasta el 93. Al regresar me cogieron dos tipos distintos de Mukhabarat. Estuve más de un mes encerrado en celdas así (señalando con sus manos una distancia de no más de un metro) donde no puedes ni estirarte y tan solo tienes una manta. ¡Eso porque dicen que hablo demasiado! Yo tengo las manos limpias, no llevo armas, únicamente he cometido el error de decir “oye, no me gusta como se hacen las cosas en mi país”. Yo solo quiero que pase como en España, con una transición hacia la democracia”.

Realmente el Dr. Turki tiene suficientes anécdotas personales como para llenar el tiempo de la reunión y por lo que puedo deducir sus viajes a Siria siempre han sido conflictivos. “En 2006 me llevaron esposado desde el aeropuerto. Había un “gorila” que rugía mirando mi expediente hasta que dijo: “otro detenido, preparad una celda”. Pensé que se acababa mi vida. Me llevaron a una sala de tortura. Por suerte pude llamar al que había sido embajador en España, que era ministro, y me ayudó. Según me contó más tarde me salvé ¡sólo por una hora! Me hubieran torturado hasta la muerte y no hubiera contado nada más”.

 

VIOLACIONES MASIVAS

 

Sigue ilustrándome la tragedia que vive su país a partir de una llamada a un colega suyo que vive y ejerce en Granada. Éste es ginecólogo y me cuenta que desde Turquía están buscando médicos que puedan realizar abortos a las refugiadas menores de edad violadas en Siria. Mi interlocutor, que prefiere guardar el anonimato por razones de seguridad, me asegura que él no puede ir por un problema ocular, pero me pide que difunda esta información.

Al colgar el teléfono, Jadan Turki me explica su visión sobre el tema: “El Gobierno paga a mercenarios, les da armas y vía libre para que hagan lo que quieran. Es así como matan a quien les apetece y violan a mujeres y niños. Todo para sembrar terror”. Pero lo que realmente le molesta es la inacción de los países occidentales. ”Los europeos no se mueven si no lo hace el Tío Sam, aunque realmente la clave es Israel. Los norteamericanos tienen que hacer caso a Israel, como ha hecho siempre, y a éstos les interesa que esté Al Asad en el poder, ya que en 40 años no ha disparado ni un tiro contra su país. Y no hablemos de Rusia e Irán, fieles aliados. Rusia tiene su base militar en Siria e Irán está dando mucho dinero y ayuda para tener así poder en Oriente Medio. Sabe que si Al Asad cae ellos pierden poder”.

Nos hemos quedado solos en la clínica y creo que es momento de dejar que cierre y pueda irse a casa. Pero por último quiero preguntarle por el futuro. “Es imposible que Al Asad siga en el poder. Haremos lo que haga falta, pero ese hombre no seguirá con su masacre. Cuando el Consejo Nacional tome el poder no habrá venganzas, pero sí que estos asesinos tendrán que rendir cuentas con la justicia. Al Asad es un criminal de guerra y todo el mundo tiene que tirársele encima para sacarlo de allí, llevarlo a La Haya y juzgarlo, que es lo que hay que hacer con los dictadores. No he visto nunca muertes tan horribles como las que están sucediendo en Siria. Por suerte ahora tenemos Internet para que todo el mundo pueda ser testigo. Las manifestaciones de apoyo a él son falsas. Yo he visto como cogen a la gente, la meten en autobuses y les retienen sus carnes de identidad mientras dura. Sino, ya saben que les pasará…: lista negra. Esto también lo hacía Franco en la Plaza de Oriente”.

La entrevista acaba de noche, la hora preferida del doctor para actualizar los hechos del día y contar la cosecha de muertos de hoy. Porque en en Siria nadie descansa.

.

Sergi Ribas es licenciado en Sociología por la Universidad de Barcelona. Especializado en Medio Ambiente  y Sociedad, ha trabajado para  el Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible de la Generalitat de Catalunya y posteriormente ha tenido la oportunidad de viajar por el Cono Sur americano colaborando con diferentes ONG como la Fundación ambiental boliviana Gaia Pacha y la entidad chilena ¡Activo! Actualmente escribe en Ecodiari.cat

.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.