SONRISAS DEL LÍBANO

`Lebanon smiles´ es un ensayo fotográfico sobre la labor de Payasos Sin Fronteras en Líbano que quiere mostrar el impacto positivo que la “risa” produce sobre la infancia que vive en los campos de refugiados. Los destinatarios son niños y niñas palestinos y otros colectivos que sufren las consecuencias de los conflictos presentes en el territorio libanés. Este reportaje de Diego Ibarra es uno de los finalistas de Revela, Premio Internacional de Fotografía a los Titulares de los Derechos Sociales. El trabajo, fue valorado por el jurado para el I Premio de Fotografía Documental GEA PHOTOWORDS.

.

FOTO ©  Diego Ibarra

.

Redacción GEA PHOTOWORDS

.

El objetivo de este reportaje es documentar, a través de un lenguaje visual personal e íntimo, el efecto tremendamente positivo del impacto que provoca la risa y la sonrisa en la infancia refugiada en Líbano y que transportan desde España los artistas profesionales voluntarios de la asociación Payasos Sin Fronteras.

En Líbano, un país que aún está lejos de poder dar por cicatrizadas las heridas de los diferentes conflictos que ha padecido desde la década de los 70, y que cuenta con una población de centenares de miles de personas refugiadas, especialmente población palestina, el efecto generador de confianza y esperanza que la risa provocada por los payasos sin fronteras tiene sobre la infancia es incalculable y documentarlo es para mi un honor a la vez que un reto.

“La sonrisa como herramienta para acompañar al sufrimiento generado por el conflicto armado, la discriminación y la segregación, el odio… o cualquier tipo de violencia se me antoja como una de las labores más valuosas e imprescindibles que ayudan a niños y a adultos en la recuperación emocional del daño provocado por cualquiera de las violencias que nos azotan”, asegura su autor Diego Ibarra, que vive desde hace tres años en Pakistán continuando un proyecto sobre las heridas invisibles de la guerra. “Creo en la necesidad de sumergirme en proyectos de larga duración”, afirma, “son más pausados y profundos”.

En el país actualmente hay más de 350.000 palestinos refugiados además de varios miles de personas regufiadas originarios de Irak y de Siria. El caso de los palestinos es el de mayor gravedad. Las primeras generaciones se establecieron en 1948 y desde entonces no han tenido ninguna opción de volver a sus hogares ni de obtener plenos derechos como ciudadanos del Líbano, quedando limitada su actividad prácticamente a aquella que se pueda dar dentro de los campamentos. La situación de la población refugiada de origen sirio e iraquí si bien es distinta -no viven en los campos de refugiados- no es menos dramática ya que tampoco pueden volver a sus hogares.

Como bien sabe Ibarra, las fotografías reflejan momentos, instantes decisivos.“La nariz roja es muy poderosa. Llevaba tiempo queriendo hacer una historia tan positiva. Creo que muy pocos actores prestan atención a las heridas invisibles de la Guerra. Y volver a ver reír a los niños afectados por la Naqba, los desplazados iraquíes… Fue muy bonito. Al igual que el espíritu de los payasos. Su valor humano y de compromiso es increíble”, recuerda el fotógrafo.

“Cada Fotografía es única”, añade. “Todas giran en torno al potencial del poder de la sonrisa. Hay heridas que no se ven, que tardan en cicatrizar. Muy pocos les prestan la atención requerida. Y por unos momentos, los niños olvidaron su condición de olvidados. Ellos eran los protagonistas. Por unos instantes recobraron sus infancias robadas”.

.

FOTO ©  Diego Ibarra

.

EL PROYECTO

.

La misión de Payasos Sin Fronteras es mejorar la situación emocional de la infancia que sufre conflictos bélicos o catástrofes naturales mediante espectáculos cómicos realizados por payasos y payasas.

Esta línea de intervención es inherente a todos los proyectos de la organización. La risa posibilita el reequilibrio psicológico colectivo de poblaciones refugiadas, desplazadas, retornadas o crónicamente excluidas. Además la risa es instrumentalizada como mecanismo de recuperación de valores constructivos y creativos como la tolerancia, la diversidad, la participación comunitaria, desde una perspectiva de género, y la paz.

Los espectáculos que los grupos de artistas profesionales realizan en los proyectos ayudan a desbloquear psicológicamente a la población mediante la risa. Estos espectáculos se adaptan al contexto específico en el que viven los beneficiarios, al tiempo que se localizan recursos humanos locales que puedan asumir una tarea de multiplicación de la dinámica propuesta.

A través de la risa y mediante técnicas de terapia ocupacional, se facilita el reequilibrio psicológico colectivo de poblaciones refugiadas, desplazadas, retornadas o crónicamente excluidas, ya sean víctimas de conflictos, de catástrofes naturales o de marginación social y económica. Talleres ocupacionales fundamentados en la educación no formal y en recursos vinculados a las artes escénicas, palian el efecto nocivo provocado por la inactividad de los niños desarrollando un plan ocupacional para la población infantil.

Alrededor de esta estrategia se realizan técnicas socio-educativas y de animación que desbloquean psicológicamente a la población mediante la risa, revitalizan el núcleo del proyecto integrando ciclos de elevada calidad artística y permiten que la visita de artistas procedentes de otras partes del mundo contribuyan a relativizar el análisis de las condiciones internas.

Los artistas profesionales cumplen también la función de suministrar, a través de talleres especializados, nuevas dinámicas y habilidades técnicas que aumentan el rendimiento de los talleres terapéuticos. La organización disponibiliza su recurso principal a otras organizaciones, con el fin de reforzar cualquier tipo de proyecto socio-educativo, utilizando las artes escénicas como recurso pedagógico.

.

FOTO ©  Diego Ibarra

.

EL AUTOR

.

Diego Ibarra. tras licenciarse en periodismo en Pamplona fue becado en 2005 por la Asociación de la Prensa de Aragón para continuar formándose como fotoperiodista en el diario argentino “El Territorio” y posteriormente en “La Nación”. Becado por la APA para realizar un reportaje en Bosnia y empezó a colaborar con una ONG catalana que le permitió documentar los estragos de las minas antipersona en Colombia y Argelia.

Trabajo como fotógrafo durante dos años para el diario Avui y colaborando con distintos medios de información, revistas, agencias y diversas iniciativas ciudadanas de comunicación horizontal. En 2009 una beca le permitió establecerse como corresponsal para Global news en Asia hasta principios de 2012. Durante su estancia en Pakistán ha publicado para numeroso medios escritos internacionales y nacionales. EN 2011, Diego ha cubierto las revoluciones árabes en Bahrein y Libia, la muerte de Osama Bin Laden en Pakistán y el conflicto de Afganistán en repetidas ocasiones.

.

FOTO ©  Diego Ibarra

.

LA ONG

.

La misión de PAYASOS SIN FRONTERAS, (PSF), es mejorar la situación emocional de la infancia que sufre conflictos bélicos o catástrofes naturales mediante espectáculos cómicos realizados por payasos y payasas. Su misión incide preferentemente en los más pequeños y lo hace implicando a las comunidades con las que viven los niños y niñas afectados.

Para al infancia refugiada es para quien Payasos Sin Fronteras lleva a cabo sus acciones, si bien es verdad que una vez sobre el terreno a la infancia se le suma la familia y al final el poder revolucionario de la risa acaba contagiando al barrio o campo entero. Este efecto convulsor es lo que hace de la acción humanitaria de payasos sin fronteras algo realmente único e incuestionable. Único debido a su originalidad e incuestionable porqué que el buen humor, el buen estado de ánimo y la risa hacen bien al ser humano es algo que sabemos que así es porqué todos así lo hemos vivido en un momento o en otro.

La risa acompaña y sana.

.

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.