Tag Archives: bomba atómica

 

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LOS ENSAYOS NUCLEARES

La Guerra Fría fue caldo de cultivo para las investigaciones en materia nuclear, las grandes potencias antagónicas (URSS vs. EEUU) y los totalitarismos europeos dieron rienda suelta a la fisión nuclear; la radioquímica, la experimentación con uranio o las inyecciones de plutonio… ensayos que afectaron a miles de personas, y con los que se construyeron ideologías tras una cortina invisible que dividió occidente. Las secuelas oxidadas de aquella época, que también acariciaron nuestra dictadura, rezuman hasta hoy más cerca de lo que esperábamos. En el Día internacional contra los ensayos nucleares te invitamos a reflexionar sobre esto. 

 

FOTOGRAFÍA PARA GEA PHOTOWORDS

 Nave en el interior de la zona3 en pleno centro de Palomares.

Foto ©  Adrián Domínguez, miembro de GEA PHOTOWORDS

.

ARMAS NUCLEARES Y EXPERIMENTOS DE POSGUERRA

Por Adrián Domínguez, miembro de GEA PHOTOWORDS

 

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, las dos superpotencias enemigas encontraron en la energía nuclear el desafío que les enfrentaría en una silenciosa batalla sin precedentes. Científicos, políticos y militares emprendieron una carrera conjunta con fines ilícitos que les llevaron hasta la experimentación con seres de su misma especie:

En 1942 Roosevelt aprobó el Proyecto Manhattan, un equipo dirigido por el Dr. Robert Oppenheimer trabajaría hasta conseguir un arma nuclear que demostrara la supremacía estadounidense. En 1945 experimentaron con éxito la detonación de una bomba atómica (de plutonio) en el desierto de Álamogordo, Nuevo México (el Primer relámpago soviético detonó con éxito en Semipalatinsk, Kazajstán en 1949). La victoria norteamericana desencadenó una carrera hacia el perfeccionamiento del armamento nuclear, habiendo cruzado ya las puertas hacia el desafío político-ideológico. Al mes siguiente del éxito en Álamogordo, el presidente Harry S. Truman ordenó el ataque al Imperio del Japón con el nuevo armamento; una bomba atómica de uranio, Little Boy, fue lanzada sobre Hiroshima. Otra de plutonio, Fat Man, se soltó tres días después sobre Nagasaki, sentenciando el fin de la Segunda Guerra (miles de muertes simultaneas, nocivos efectos secundarios y secuelas incalculables por la radiación emitida por los artefactos, suponen una terrorífica herencia para las generaciones posteriores).  Sigue leyendo →