Tag Archives: Civaja

 

MUERTE EN EL JAVARÍ

El Valle del Javarí, con una extensión el doble que Portugal, es el lugar del planeta, junto con Papúa-Nueva Guinea, donde habita el mayor contingente de pueblos indígenas no contactados. Tras décadas huyendo del hombre blanco la novedad es que ahora son ellos los que buscan el contacto, bajando de las cabeceras de los ríos donde se refugiaron en un pasado no muy lejano para pedir ayuda contra las enfermedades para las que no encuentran cura en su mundo de plantas. Hoy, en el Día Mundial de las Poblaciones Indígenas, recordamos la triste situación de los últimos y genuinos habitantes de la selva Amazónica.

.

Indio matís enfermo de hepatitis en el hospital Casa del Indio del Yavarã­ 

Foto  © José  F. Ferrer

.

Por Francisco de la Cal para GEA PHOTOWORDS

.

El Javarí es un reducto, como fueron los kilombos en la época de la esclavitud negra. Allí se han ido refugiando grupos indígenas huyendo de la conquista española primero, y de la esclavitud impuesta por la extracción del caucho después. De padres a hijos, los refugiados en la que ha sido última selva libre se han venido transmitiendo la necesidad de salvaguardarse de los “comegentes”, haciéndose fuertes allí hasta que, a partir de 1970, la mayoría cedió a las tentativas de contacto hechas por la FUNAI, Fundación Nacional de Atención al Indígena de Brasil, y el Instituto Linguístico de Verano. Fue el comienzo del fin.

Cenamos en compañía de Clovis Marubo, 40 años, coordinador del Consejo del Valle del Javari (CIVAJA) desde 1991, con quien manteníamos contacto vía e-mail desde España. Despacio, va desgranándonos su relato: ”La Funai hizo que los indios dejaran la cabecera de los ríos y bajaran hasta donde fuera más fácil el contacto con el mundo de afuera. Para eso les regalaban cosas que no conocían:  azúcar, sal, galletas, motores, gasolina…, cosas que ahora les resultan imprescindibles para vivir. Cuando les cortaron el suministro, empezaron a necesitar dinero. Y llegaron las epidemias: malaria, hepatitis y gripe, la peor. La mitad de los pobladores del Valle murió de gripe después del primer contacto. Dejaron familias que se vinieron a la ciudad, donde se creen más seguros, aunque no se dan cuenta que los males de la ciudad tampoco tienen cura…”.

En la mañana del domingo acudimos a una cita marcada en la sede del Civaja, casita sin mobiliario donde esperan una veintena de indígenas representantes de las etnias que pueblan el Valle. Hay marubos, matsis, mayurunas, korubos, kannamari y kulinas, de 27 aldeas distribuidas en 34 distritos. Despliegan un mapa sobre la pared en el que nos señalan las localizaciones. Los aislados se encuentran en un lateral, cerca de los ríos Juruá e Ipixuna, donde los fazendeiros (hacendados) desmatan selva para pastos de ganado, invadiendo el territorio de los “flecheros”. De vez en cuando los ríos arrastran cadáveres de hombres, señal que por aquellos pagos se sucede una de esas guerras escondidas tan frecuentes en la selva amazónica. Sigue leyendo →