Tag Archives: méxico

 

SICARIAS DEL NARCO

«Miss Narco» es el título del libro del  periodista mexicano, Javier Valdez Cárdenas, quien analiza en la siguiente entrevista el papel de la mujer como sicaria en el narcotráfico de México. Desde que comenzó la guerra del narco de Felipe Calderón, en 2006, el número de féminas dedicadas al narcotráfico en el país ha aumentado. Especialmente en su participación como asesinas a sueldo. Reemplazar a los miembros de los cárteles perdidos en esta guerra  y la necesidad económica son algunos motivos por los que empiezan a ejercer de manera más asidua este rol.
.
 

Ilustración basada en la portada del libro `Miss Narco´

.

Por Eva Garrido Santiago para GEA PHOTOWORDS

.

Atrevidas, frías, discretas y leales. Tienen entre 16 y 30 años. Forman parte de un estrato social bajo y pobre o proceden de familias narcas. Son sicarias del narcotráfico mexicano, rol que las mujeres en México comenzaron a ejercer con más frecuencia desde que el presidente del país Felipe Calderón declarase en 2006, cuando alcanzó la presidencia, la conocida guerra del narco, a la que más tarde se unió Estados Unidos.

Según cifras oficiales, las féminas encarceladas por crímenes “contra la salud”, tal y como la Procuraduría General de la República (PGR) nombra a los crímenes de narcotráfico, ha crecido un 400% desde 2007. Esto se traduce a que actualmente hay unas 10.000 mujeres en prisión por narcotráfico.

La mujer ha estado vinculada al narcotráfico en México desde que fue reconocido como tal en 1920 y desde entonces han ejercido todo tipo de roles dentro de la estructura que componen las organizaciones criminales, desde muleras hasta líderes de cárteles, aunque ha sido el hombre quien ha tenido mayor protagonismo dado que su participación ha sido superior. Si bien el número de mujeres involucradas en el narcotráfico en cualquiera de estos roles ha aumentado, es destacable que, a su vez, la cantidad de mujeres que ejercen el rol de sicarias también se ha visto incrementado.

A pesar de que no se conoce el número de sicarias que había antes de la guerra del narco y cuántas hay ahora, lo que sí es demostrable es que han aumentado, dado que hay muchas en búsqueda y captura, otras que han sido detenidas y las que salen a la luz cuando el gobierno da un golpe a un cártel, además de que hay organizaciones criminales como Los Zetas que oficialmente están reclutando mujeres para entrenarlas como asesinas a sueldo. El primer caso de mujeres sicarias detenidas desde el comienzo de la guerra del narco fue en julio de 2007, pero, según la PGR, ya se habían dado casos desde hacía mucho antes.

Las razones por las que las mujeres acceden al sicariato del narcotráfico son las mismas que para el resto de roles: lazos afectivos, necesidad de dinero, coacción por parte de los cárteles y por una supuesta igualdad de género, potenciadas a su vez por la guerra del narco, ya que hay que sustituir a los miembros de los cárteles perdidos en este contexto. Hasta el momento, el saldo de esta guerra es de 50.000 muertos, una cifra nunca vista hasta ahora en relación con este ámbito, y un fortalecimiento del narcotráfico, en lugar de su debilitamiento.

Tras casi cien años de historia de narcotráfico en México, se ha pasado del contrabando de marihuana y opio en sus orígenes al tráfico ilegal transnacional de marihuana, heroína, cocaína, metanfetaminas y otras drogas de diseño en la actualidad, cuyos beneficios se contabilizan en decenas de miles de millones de dólares anuales. Un negocio muy disputado por los siete cárteles que dominan el narcotráfico del país. De acuerdo con el gobierno mexicano, estas 50.000 muertes se deben en gran parte a los enfrentamientos entre estas organizaciones. Por ello, según México, el 60% de estas muertes son de miembros de cárteles, en muchas ocasiones por estos enfrentamientos, el 27% de oficiales y el 13% restante de civiles.

Para las mujeres que acceden al sicariato la cuestión económica tiene un gran peso. Una sicaria puede cobrar a la semana desde 300 dólares por vigilar y defender el territorio de su cártel hasta 1.500 por asesinar a miembros de bandas rivales o a agentes de seguridad.

El experto en esta materia Javier Valdez Cárdenas, periodista y escritor, entre otros títulos, de “Miss Narco”, analiza en profundidad las causas y posibles consecuencias de este cambio social al que tendrá que hacer frente el próximo gobierno.

Según expertos en la materia, durante el último sexenio el número de mujeres sicarias en el narcotráfico en México ha aumentado. ¿A qué se debe este aumento?

.

Se debe ante todo a la crisis económica y a la descomposición social. No hay empleos suficientes y los que existen son mal pagados. Muchos jóvenes se quedan sin posibilidades de seguir estudiando porque no hay una política educativa que atienda esta demanda. La crisis económica expulsó a las mujeres de las escuelas y del hogar y las envió a la economía informal (subempleo, autoempleo y delincuencia) y ahora la mujer pasó de ser la amante en turno o el adorno junto a los narcos, de vender droga al menudeo o acompañar a su amante sicario a realizar algunos trabajos o a transportar droga, y ahora ha ingresado al sicariato. Obviamente no es algo que ellas buscan, sino que se ven orilladas por estas circunstancias que comenté, a las que agrego la capacidad seductora, la atracción, ese avasallamiento que ejerce el narco, en contra del cual no hay competencia.

¿Cuáles son las motivaciones de las mujeres para convertirse en asesinas a sueldo del narcotráfico?

Creo que por seguir a la pareja y asumiendo que van a morir muy pronto, pero también por presión y coacción, sobre todo de capos u operadores de ciertos cárteles, como los Zetas, que obligan a los jóvenes de ciertas comunidades controladas por ellos a ingresar al narcotráfico.

¿Cuál es el perfil de la mujer sicaria?

.

Son mujeres arrojadas, frías, algunas de ellas se cuidan más que los hombres a la hora de realizar los “jales” (trabajos), discretas y leales. Pero el consumo de drogas y esa vida difícil, aunque de dinero rápido, las hace duras y se dejan llevar incesantemente por la degeneración, la decadencia en que está inmersa la sociedad mexicana y que se refleja en la criminalidad.

¿La Guerra del Narco de Felipe Calderón ha sido una de las causas de este aumento?

.

Claro que sí. Calderón cree que la guerra contra el narco, como él mismo la llamó aunque ahora se desdiga, es tener soldados en las calles, más policías, patrullas y armas contra los criminales. Se olvidó del aspecto social, del páramo en que ha convertido nuestras plazas, ciudades, espacios públicos, en los que la convivencia y el tejido social está cercenado, ausente o enfermo, debido a los operativos y a las acciones del narco, tan impunes como homicidas unos y otros. A esto hay que agregarle la crisis económica, un país cuya mitad de la población padece pobreza, con una niñez desnutrida que vive un periodo de guerra y cuyo ADN está marcado por la violencia como forma de vida cotidiana. Ese es uno de los saldos más tristes de esta política del gobierno federal.

¿Y la igualdad que están experimentado las mujeres respecto a los hombres en la sociedad mexicana también ha tenido que ver?

.

No tiene qué ver con la igualdad de derechos y oportunidades, creo que hay avances en esto pero en la médula es mero discurso gubernamental. Las mujeres ganan menos, si es que tienen trabajo, y se les dificulta escalar posiciones en los puestos de trabajo, por su condición, padecen más violencia en el hogar y en las calles, además del asedio cotidiano. Creo que más bien es la desigualdad: la económica, la pobreza, la falta de empleo y educación, la desesperación, la desolación, la incertidumbre y un lejano futuro. Sigue leyendo →

 

`NARCOMORDAZA´ A LA PRENSA MEXICANA

El silencio y la autocensura son las únicas salida para los periodistas que no quieren arriesgar su vida en México. El asesinato de Elizabeth Macías, redactora jefe del diario ‘Primera Hora’ de Nuevo Laredo, ha apretado aún más la mordaza que los grupos criminales relacionados con el narcotráfico tienen puesta sobre los informadores. En ese […]