TRANSPIRENAICA SOCIAL Y SOLIDARIA

La Transpirenaica Social y Solidaria (TSS) es una iniciativa promovida por la Fundación Formació i Treball (FIT) que lucha para favorecer la inclusión social. Acaba de finalizar su segunda edición y, en su recorrido de más de 800 km a través de los Pirineos, ha intentado levantar la voz y dar a conocer un buen número de testimonios donde se entremezclan las historias de jóvenes en situaciones de riesgo, el trabajo de diferentes instituciones relacionadas con el trabajo social y la colaboración desinteresada de personas anónimas que se han querido sumarse al proyecto. Seguramente ahí radique la originalidad y la fuerza de la TSS: es un lugar de encuentro de diferentes realidades, necesidades e inquietudes, donde se camina de refugio a refugio con la esperanza de ayudar a transformar la sociedad en la que vivimos.

 

DSCF2666

 Foto ©   Jordi Jofré Neyra

 

LA TRANSPIRENAICA SOCIAL Y SOLIDARIA 

La historia de los chicos de los 7 mares

 

Por Jordi Jofré Neyra para GEA PHOTOWORDS

 

No hace mucho tiempo, en ciertas partes de India, se utilizaba la expresión “ha cruzado siete mares” cuando se preguntaba por un familiar, amigo o conocido que había emigrado a un país lejano. Daba igual que fuera Inglaterra o Canadá; el hecho es que aquella persona ya no estaba en el pueblo o en la ciudad y su vida había cambiado por completo.

Así nos lo cuenta Mohit Chandel, uno de los protagonistas de la TSS. Nacido hace 22 años en el norte de India, a los 17 su padre decidió que fuera a vivir con él a Barcelona. Comparado con otros y gracias al esfuerzo de su familia, seguramente no ha sufrido las penurias económicas que miles de emigrantes han vivido y viven hoy en día. En cambio, se ha tenido que enfrentar igualmente a la barrera del idioma, a la soledad y a una cultura que le resultaba ajena, un tanto incomprensible y, en determinadas ocasiones, intolerante. Muy cerca del refugio de Conangles, junto al río Noguera Ribagorzana, nos cuenta esto y cómo consiguió en el Casal dels Infants del Raval de Barcelona aprender español y, más importante aún, empezar a entender y a ser entendido. A partir de ahí ha colaborado como voluntario en diversas organizaciones (en España, Francia e India), habla varios idiomas y ha viajado con asiduidad. Sigue estudiando pero ha llegado el momento de ponerse a trabajar y cree sentirse preparado para ello. Durante la TSS actúa como coordinador de algunas etapas, hecho que junto a poder relacionarse con personas diferentes a su realidad habitual le está ayudando a desarrollar capacidades y a poder manejar con mayor soltura sus responsabilidades. Es un soñador nato que antes se imaginaba encima de los escenarios (es actor amateur) y que ahora no puedo concebir su futuro lejos de la montaña (las de aquí o las de allá).

Shahid Ashraf es otro de los chicos de la TSS. Le tocó nacer en Cachemira y, poco después, Barcelona vio como un niño de 17 años tenía que jugar a ser hombre por las circunstancias. Después de casi un año en un centro de menores, donde aprendió el castellano a marchas forzadas, fue derivado a un piso tutelado. Cuando conversamos con él aparece a menudo la figura de su padre, ya fallecido. Nos explica que acabó la ESO y que ahora está terminando un ciclo formativo de formación profesional de grado medio. Es, sin duda, un luchador. Buena prueba de ello es cómo poco a poco está progresando y su capacidad de superación en el deporte. En menos de seis meses de entrenamiento ha conseguido completar un maratón con una marca aceptable y durante la travesía por los Pirineos, como si los kilómetros del sendero de gran recorrido no fuesen suficientes, aprovecha los descansos para subir picos que quedan fuera de la ruta marcada. La Fundación Exit, una de las instituciones que colabora con la TSS, marcó un punto de inflexión en su vida y así nos lo hace saber: “Gracias a ellos he sabido afrontar lo que tengo por delante”. Da la impresión que uno de los logros de los distintos proyectos que hemos podido conocer durante la Transpirenaica Social y Solidaria es que estos jóvenes aprenden a mirar y a planificar sus vidas un poco más allá del presente, tomando decisiones de manera más sosegada y afrontando su futuro con mayor planificación. Al menos esa es la idea que se nos viene a la cabeza una de las mañanas que desayunamos con ellos mientras estudiamos el mapa de la etapa del día.

 

DSCF2210

 Foto ©   Jordi Jofré Neyra

.

Mohit y Shahid son protagonistas de la TSS porque han completado los 800 km del GR11 en seis semanas. No obstante, por el camino se han sumado otros chavales, cada uno con una mochila y una historia diferente. Polina, Mamadou, Carmelo, Estefanía, Ibra… seguramente este verano han vivido una experiencia en la montaña que, con suerte, les servirá para afrontar los retos futuros.

Junto a ellos han caminado -in situ o en la distancia- representantes de diferentes instituciones sociales (aparte de las ya nombradas, Centre Sant Jaume, Fundación Marianao, el Centro de menores del País Vasco, CEAAL, RELATS, Médicos sin Fronteras, Intermon Oxfam y, entre otras, Casal Loyola). Además, se han sumado profesores, ingenieros, periodistas, monjas, pasteleros, alcaldes, montañeros, los trabajadores de los refugios y un sinfín de personas anónimas que han contribuido a que la TSS haya completado su segunda edición. Y como telón de fondo de esta aventura, Pirineos, con sus cimas, valles, cascadas y últimos heleros, donde parece que es un poco más sencillo reflexionar sobre los caminos que llevan a la inclusión social.

 

 Jordi Jofré Neyra es periodista y fotógrafo. Desarrolla su actividad profesional como freelance y está especializado en innovación social y turismo. @JordiJofreNeyra  -  www.jordijofre.com.

 

, , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.