VIVIENDO A RAS DEL SUELO

Esta crisis económica está siendo selectiva con los más pobres, apenas un tercio de la población está en situación de integración plena, frente a un 25% que sufre la exclusión social de forma directa. El resto de la población no está todavía en una situación tan grave, pero una gran mayoría de los ciudadanos se ven afectados, al tener familiares directos o indirectos y/o amigos cercanos vulnerables o en riesgo inmediato de pobreza y exclusión social.

 

01_ADRIANDOMINGUEZ_4AD7150

Atravesando una tubería para acceder a su vivienda en un descampado al este de Madrid.

FOTO  ©   Adrián Domínguez

 

Undercity, viviendo a ras de suelo

Por Adrián Domínguez para GEA PHOTOWORDS

 

Los acontecimientos ocurridos en nuestras sociedades en los últimos años han supuesto una crisis económica a la vez de una gran conmoción en las estructuras y procesos humanos, produciendo cambios significativos en el modelo social. La situación social en España afronta retos y desafíos decisivos para el desarrollo de una sociedad recorrida transversalmente por graves procesos excluyentes. Estudios sobre el Desarrollo Social en nuestro país intentan dar comprensión a los efectos de un determinado modelo de desarrollo y profundizan en la dinámica del proceso general en diferentes capítulos, en los que diseminan un nuevo modelo social, con políticas redistributivas y procesos de exclusión, el trabajo y la cualificación, el capital social y cultural y el entorno internacional, entre otros muchos temas.

 

Historias personales

 

Vicente es un español de 44 años, mecánico en un taller que tras quedarse en paro y la muerte de su madre pasó dos años en la calle vagando entre el consumo de drogas y pequeños hurtos, hasta que decidió rehabilitarse en un centro; le ayudó la montaña y el deporte. Al regresar a Madrid volvió a las andadas… hasta acabar preso, cumplió diez meses de condena por hurto. A su salida de la cárcel ha encontrado trabajo, vive a las afueras de Móstoles en una pequeña cabaña junto al río Guadarrama, tiene un hijo de seis meses y cultiva un pequeño huerto, afirma llevar limpio más de un año.

Eva es una española de unos 40 años, acaba de ser localizada viviendo en pleno centro de un Municipio madrileño aprovechando una pared al final de unas escaleras. Tan solo dispone de una cama, una silla, mantas, algunas bolsas con objetos personales y plásticos para protegerse de la lluvia y el frío. No tiene recursos aunque está dispuesta a recibir ayuda. “No quiero ir a un albergue, me han dicho que roban mucho y que es fácil acabar drogándose…” Tiene dos perritas de las que no quiere separarse, lo que dificulta su acceso a los recursos sociales. En este momento se encuentra en proceso de captación y diagnóstico por parte de los Educadores Sociales de Punto Omega.

Carmen y Manuel, son una pareja de españoles, ambos superan los 45 años y viven en tiendas de campaña en un parque al este de la región. Mantienen una estancia impoluta con espacios diferenciados y elementos ornamentales. Tienen estufa de gas, cocina y televisión. Reciben donaciones y ayudas de recursos sociales o la caridad. No pueden permitirse pagar un piso y han decidido tomar esta alternativa para seguir adelante, de momento no han encontrado problemas con los vecinos, ahora afrontan los meses más duros de frio y la inseguridad de vivir en la exposición de la calle. Hace poco un perro accedió una de sus carpas en la que guardan los alimentos.

 

02_ADRIANDOMINGUEZ_4AD6966

Objetos personales bajo un puente en el que viven cuatro personas.

FOTO  ©   Adrián Domínguez

 

Juan es un español de 60 años que cobra el REMI (Renta Mínima de Inserción), desde hace tres años vive en una chabola a base de tubos de hormigón, de una obra de tren paralizada, que usa como dormitorio aislando las partes abiertas. Convive con un marroquí de una edad similar y una perra protectora y violenta. Viven a la intemperie de un descampado sin árboles, para acceder a su cabaña deben cruzar una larga tubería de mantenimiento de Carreteras del Estado.

Valentina es ucraniana, tiene 42 años y vive bajo un puente de la M-50. Afirma haber sido profesora en la Universidad Rey Juan Carlos I y hablar cinco idiomas, tiene tres hijos. Tras el nacimiento del último de ellos su ex pareja la abandono llevándose al pequeño, esto le llevó a un proceso de depresión y abandono que acabó en el consumo de alcohol y drogas más duras y el completo descuido de su identidad. La última vez que la vimos, con la Unidad de Calle de Punto Omega, se refugiaba bajo las mantas víctima de violencia de género por parte de su ex pareja, los educadores sociales la atendieron psicologicamente y le proporcionaron alimentos y útiles de higiene, no consiguieron convencerla para que nos acompañase al centro de acogida.

Christopher es polaco, tiene 48 años, vive en una chabola con tres hombres más de distintas nacionalidades. Lleva veinte años en España donde trabajaba como peón en la construcción. Tras la crisis se encontró en la calle, en la que lleva cinco años. Tiene habilidades sociales aunque no mantiene pautas de higiene, ni de salud, no quiere saber nada de las mujeres y además de sus tres compañeros convive con varios gatos, que afirma les ayudan contra las ratas o en momentos de extrema necesidad.

 

03_ADRIANDOMINGUEZ_5AD0491

Una cama improvisada bajo un puente de carretera en la M-50.

FOTO  ©   Adrián Domínguez

 

ONG Punto Omega

 

La Asociación Punto Omega es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la prestación de servicios a grupos desfavorecidos, sectores vulnerables en riesgo de pobreza y exclusión social, principalmente trabajan recursos para gente sin hogar, etnias gitanas y drogodependientes. Les asisten médicamente, les proporcionan espacios de formación y ocio, ayuda a la reinserción social y laboral. Ayudan a sus usuarios a encontrar ilusiones y motivaciones, a desarrollar sus capacidades de negociación y resolución de conflictos, los usuarios también reciben orientación en el desarrollo personal y profesional, practican el trabajo en equipo desarrollando su capacidad de asumir las críticas y la escucha activa, etc. Además ofrecen servicios de alimentación, cuidados básicos de higiene y actividades de ocio y educativas, y lugar de descanso. Disponen de una Unidad de Calle que atiende a indigentes y poblados chabolistas, facilitándoles un acompañamiento psicológico hacia su inclusión social, además de proporcionarles alimentos y útiles de higiene.

 

Enlaces de interés:

Asociación Punto Omega

Informe FOESSA2014

Plan Nacional para la Inclusión Social 2013-2016 

 

Adrián Domínguez trabaja como fotógrafo freelance con agencias internacionales, publica reportajes con grandes grupos editoriales y colabora con colectivos y fundaciones en torno a temáticas sociales. Participa en ferias y exposiciones de distintos países y algunas de sus fotos forman parte de importantes colecciones oficiales y privadas. 

 

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.